Los populares Pablo Pérez y Marco Sandulli, durante el pleno. / Kamarero
Publicidad

Tal y como sospechaba y verbalizó el portavoz del grupo municipal popular, Pablo Pérez, nada más tomar la palabra para defender la moción que su formación presentó este viernes en el pleno ‘en defensa de las libertades educativas consagradas en la Constitución’, la propuesta del Partido Popular fue la única rechazada por la Corporación en la sesión.

La iniciativa, destinada a reivindicar la libertad de los padres para elegir el centro educativo y el tipo de educación que reciben sus hijos, tan solo recabó el apoyo de los tres ediles de Ciudadanos.

“Me entristece que voten en contra de la libertad. La educación es un derecho básico y fundamental, recogido en nuestra Constitución y estamos en contra de que el Gobierno central quiera eliminar esta libertad educativa en la nueva Ley de Educación”, afirmó Pérez.

Por su parte, tanto los grupos del equipo de Gobierno, como Podemos acusaron a los populares de tratar de enfrentar a la educación pública con la enseñanza privada.