Imagen de la sesión plenaria extraordinaria celebrada en la Diputación Provincial. / El Adelantado
Publicidad

El salón de plenos de la Diputación Provincial de Segovia ha acogido la celebración de una sesión extraordinaria urgente para abordar la organización de la Corporación durante el nuevo mandato. Un pleno en el que quedó ratificada la estructura, acordada con Ciudadanos, del equipo de Gobierno de Miguel Ángel de Vicente, y que se compondrá de las áreas de Hacienda y Administración General; Acción Territorial; Cultura, Juventud y Deportes; Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad; y Asuntos Sociales, de la cual se hará cargo el propio presidente.

En la sesión se oficializaron también los nombres de los portavoces de los grupos; el portavoz del grupo popular será el vicepresidente primero, José María Bravo, con Óscar Benito como primer viceportavoz y Jaime Pérez como segundo. El porvoz del grupo socialista será Máximo San Macario, con José Antonio Mateo y Borja Lavandera como suplentes; mientras que Ángel Jiménez será el portavoz del grupo mixto –integrado por los dos diputados de Ciudadanos–, con Noemí Otero como viceportavoz.

Además, la Corporación provincial aprobó la distribución y composición de las seis comisiones permanentes que habrá durante el mandato, y cuya presidencia recaerá en el Partido Popular. En dichas comisiones, los populares contarán con seis vocales; cuatro tendrá el Partido Socialista y uno el grupo mixto.

Cuestiones, todas, en las que el Partido Popular hizo valer su mayoría absoluta y el acuerdo de Gobierno rubricado con Ciudadanos en el día anterior.

Un pacto que ha sido tildado de “matrimonio de conveniencia” por el Partido Socialista y por su portavoz en la institución, Máximo San Macario, quien ha lamentado que la puesta en marcha de la Diputación haya venido “marcada por los compromisos adquiridos por el Partido Popular fuera del ámbito provincial y que han utilizado la Diputación como pago del apoyo de Ciudadanos al PP en otras instituciones”.

Durante el pleno, los socialistas alzaron su queja por haber conocido el nuevo organigrama del gobierno de la institución provincial a través de los medios y reclamaron que si existe un pacto programático entre las formaciones que gobernarán la Diputación durante los próximos cuatro años “tendrán que hacerlo público, por respeto a los segovianos”.

El PSOE provincial ha recriminado, además, que “aquellos que llegaron a la política recientemente reivindicando la desaparición de las Diputaciones ahora acaben a la primera oportunidad subiéndose a la poltrona para ocupar cargos y se integren sin reparos en el equipo de Gobierno de la Diputación de Segovia regida por el Partido Popular, cuya gestión era objeto de sus críticas hasta hace unos días”.

“Creemos que los que decían venir a regenerar la vida política, rápidamente han olvidado sus proclamas y se han lanzado a ocupar los cargos en un acto de absoluta incoherencia política”, han criticado los socialistas. La formación ha asegurado que se mostrará rigurosa en su control al Gobierno, aunque no han descartado llegar a los acuerdos que contribuyan al interés general de la provincia.