04 01 web
El pleno municipal, durante la sesión celebrada en la mañana de ayer. / NEREA LLORENTE

Casi un año después de que el equipo de Gobierno viera desestimada la memoria de gestión pública del aparcamiento de Ezequiel González, el documento volvió al salón de plenos de la Casa Consistorial para conseguir esta vez el visto bueno con los votos favorables de PSOE e IU y la abstención de PP, Ciudadanos y Podemos, que pese a no estar de acuerdo con la memoria presentada, decidieron no dilatar más la situación de una zona de aparcamiento con más de 160 plazas que se antoja muy necesaria para la movilidad de la ciudad.

El concejal de Tráfico y Movilidad, Jesús Sanz Cobos, recordó la necesidad de sacar adelante este proyecto en aras de la “responsabilidad y el compromiso” del ayuntamiento por poner al servicio de la ciudadanía esta infraestructura. Además, rechazó las criticas realizadas desde la oposición sobre la pérdida de empleos con el cambio en el modelo de gestión y señaló que la empresa adjudicataria ha reubicado a las trabajadoras de la plantilla en otros cometidos. De igual modo, señaló que en la memoria se contempla la creación de cuatro plazas de movilidad que podrán ir destinada a este aparcamiento o a otros servicios relacionados con este ámbito.

No fue el concejal quien anunció la creación de estas nuevas plazas, sino el edil de Podemos Equo Guillermo San Juan, que aseguró que esta medida es “una vía de solución” para desbloquear esta situación.

El anuncio suscitó la perplejidad del grupo Ciudadanos, cuya portavoz Noemí Otero llegó a sugerir la posibilidad de que el asunto quedara sobre la mesa para recibir información sobre una medida “de la que no teníamos conocimiento y que no viene integrada en la memoria”.

En la bancada de la oposición, populares y liberales centraron sus críticas a la memoria en la escasa credibilidad que ofrecen las cifras económicas contenidas en el documento. Así, Noemí Otero aseguró que es “lamentable solicitar un informe técnico ad hoc para justificar las pretensiones políticas del equipo de gobierno, tratando de teñir de tecnicismos puros intereses políticos”.

En palabras de la edil liberal, “la realidad es que se va a prestar un peor servicio para los segovianos por deshumanizar la atención e, inevitablemente, eliminar algunos de sus servicios”.

Otero ha puesto sobre la mesa que las principales novedades de esta fórmula “son más que cuestionables”. Por un lado, el telecontrol del aparcamiento, “una vez más, se va a formalizar a través de un contrato menor, que debería darles sarpullido a tenor de los recientes varapalos judiciales”. Y, por otro lado, “se obcecan en abordar si o si una gestión directa, pese a sobrecargar al personal municipal”. “En definitiva, una vez más, marca de la casa del PSOE-IU: inoperancia y desidia que repercute negativamente en la ciudad”, lamentó la portavoz de Cs.

Por su parte, José Luis Horcajo puso voz a las críticas del PP al asegurar que el documento es “una memoria de hechos consumados, donde sólo les falta llegar con la llave y abrir el parking”, y asegura que los números “son poco creíbles”.

Una vez superado este trámite, el Ayuntamiento someterá la memoria a información pública por un periodo de 30 días, tras el cual , una vez resueltas las alegaciones en el caso de que se concrete alguna durante este periodo, se elaborará el proyecto definitivo.

El pasado miércoles, el portavoz del PSOE Jesús García Zamora señaló que las obras de modernización y mejoras en la accesibilidad ya se han llevado a cabo, por lo que confía en que el aparcamiento pueda estar abierto este mismo año.