Trabajos de fotogrametría en el Acueducto. / ROCÍO PARDOS

El Plan de Gestión de la ciudad vieja de Segovia y el acueducto romano, declarados por la UNESCO en 1985 como Bienes Patrimonio de la Humanidad, recibirá una ayuda de la Junta de Castilla y León para financiar los gastos derivados de los estudios y trabajos previos a la redacción de esa estrategia. Estos estudios, que comenzaron el pasado octubre y está previsto que concluyan el 10 de marzo de 2022, serán financiados con esos 100.000 euros aprobados este jueves por el Consejo de Gobierno de Castilla y León.

La declaración como Bienes Patrimonio de la Humanidad obligan a los beneficiarios a la elaboración de estrategias de conservación y protección, en este caso el denominado Plan de Gestión, con el fin de mantener ese patrimonio en condiciones óptimas como legado para las generaciones venideras. Consciente del elevado valor económico y cultural del patrimonio histórico y artístico, la Junta de Castilla y León desarrolla actuaciones como esta ayuda, también para revitalizar el casco histórico, potenciar la calidad de vida de sus habitantes e incrementar la actividad económica, según las mismas fuentes.