Michel Mayor Nobel Fisica KAM2064 1
El astrofísico Michel Mayor frente al Torreón de Lozoya. / KAMARERO

¿Hay otros mundos en el universo? ¿Hay vida más allá de nuestro planeta? Los astrónomos de la Antigua Grecia ya intentaron resolver estos enigmas hace siglos. En gran medida, el sueño de la antigüedad poco a poco avanza para hacerse realidad en nuestros días, un periodo en el que cada vez hay más evidencias que ayudan a construir respuestas precisas a estas cuestiones. Gracias a los avances tecnológicos, se percibe más cercana la construcción de una certeza. Y, en gran medida, el astrofísico suizo Michel Mayor es responsable de ello.

El científico visitó ayer la ciudad para dar una conferencia en el Torreón de Lozoya bajo el título ‘¿Hay otros mundos en el Cosmos? La búsqueda de planetas semejantes a la Tierra… que quizás alberguen vida’. Así, se ha convertido en el primer Premio Nobel que asiste a este lugar. Ciertamente, fue galardonado con este reconocimiento en 2019, junto a su estudiante de la Universidad de Ginebra Didier Queloz.

Tras días, meses y años de trabajo, en 1995 notificaron el descubrimiento del primer planeta fuera de nuestro sistema solar que orbita una estrella, que recibió el nombre de 51 Pegasi b. En concreto, es un exoplaneta tan grande como Júpiter y su tiempo orbital es tan solo de cuatro días.

El hallazgo pronto se publicó en la prestigiosa revista científica Nature, aunque el gran reconocimiento tardó 24 años en llegar. “Ya no lo esperábamos, habían pasado muchos años”, asegura Mayor. “Cuando lo hicimos público, la prensa se agitó, ya que era algo nuevo, pero el Nobel cambió mi vida para siempre”, asegura. “Tanto en mi vida familiar como en lo profesional, empecé a recibir una gran presión de los medios y de la gente interesada que quería saber más sobre ello”, añade. De hecho, indica que la pandemia le ha permitido “un descanso”, pero ahora vuelve a su rutina.

Su compañero e intérprete, aunque también científico y segoviano, Félix Llorente, recuerda cómo vivió el anuncio del galardón: “Íbamos a buscarle al aeropuerto en una de sus visitas a España y, en ese preciso instante, todo cambió”. De pronto, pasó a ser reconocido por permitir entender a la humanidad que hay otros sistemas, abrir un campo de exploración de vida y marcar el próximo reto: descubrir si hay vida en otros planetas. Una tarea que Mayor deja pendiente, con gran optimismo, a la próxima generación de científicos.