Lo que era un secreto a voces es ya una realidad y el Ayuntamiento ha tomado la decisión de no abrir el aparcamiento disuasorio puesto en marcha durante la pasada Semana Santa. Así, el espacio que en su día se habilitó para facilitar el tránsito de la llegada de los vehículos de turistas por el centro urbano permanecerá cerrado durante los próximos días.

Una medida adoptada por el Consistorio segoviano y que cuenta con una fundamental razón de peso para que dicho aparcamiento, ubicado en el barrio de La Albuera, en frente de las oficinas municipales de Urbanismo, permanezca cerrado. El motivo, que el ayuntamiento no prevé en esta ocasión una alta presencia de turistas que, por el contrario, sí abarrotaron las calles de la provincia en diferentes citas.

Y sobre dicho pensamiento, dos teorías evidentes: en primer lugar, unas condiciones meteorológicas inestables y con bajas temperaturas; y en segundo, que el visitante medio que se desplace Segovia será mayoritariamente procedente de Madrid. En la capital de España, al Día del Trabajador de este pasado miércoles se le une en el día de hoy la celebración por el Día de la Comunidad de Madrid, por lo que aquellos que trabajen y vivan en la capital serán los únicos que disfruten de dos días festivos.

De esta manera, el aparcamiento disuasorio que, únicamente se estrenó en caso del Jueves Santo con la presencia de dos usuarias y se vio obligado a suspender en las posteriores fechas de Semana Santa dado su poca afluencia, tampoco será de la partida durante este puente de mayo.