El Otoño Enológico se apunta al KM0

La Fundación Caja Rural se compromete con las bodegas de la provincia y con la marca Alimentos de Segovia para potenciar los productos locales

40 1 web 2
Un momento de la jornada que tuvo lugar para promocionar los productos de Segovia.

El restaurante La Postal ha acogido una cena de Kilómetro Cero, elaborada íntegramente con productos locales y maridada con vinos de cinco bodegas pertenecientes a Alimentos de Segovia. Se trata de uno de los 21 eventos enmarcados en la programación de la XIII edición del Otoño Enológico que organiza la Fundación Caja Rural de Segovia, que concluye el próximo día 25 en que se habrán presentado 84 vinos en total.

Alrededor de un centenar de personas disfrutaron de la propuesta gastronómica del chef del restaurante zamarriego, Joni Barroso, consistente en cinco pases: El primero fue una cremita de maíz de Huercasa con estofado de cangrejo del Río Eresma, maridada con un Viognier de Finca Cárdaba, bodega familiar situada junto a Sacramenia y perteneciente a la DOP Valtiendas. El segundo se basó en una espuma de patata y queso azul de Moncedillo con huevo en dos texturas de El Palomar, pistachos y trucha segoviana, maridado con un blanco Rober Vedel de Herrero Bodega, precursora del desarrollo vinícola de la zona de Nieva.

En el tercer pase, las vieiras a la plancha fueron las protagonistas acompañadas de hummus de berenjena asada y garbanzo de Valseca con meloso de naranja sanguinas y maridadas con Diez mil y pico, un verdejo de García Serrano, bodega de Nava de la Asunción que elabora en ecológico. El cuarto pase consistió en una hamburguesa de presa de La Venta Tabanera con foie fresco, pan brioche y salsa barbacoa de chiles de la Huerta de la Retamilla y tomillo, maridada con un tinto Murón de edición limitada de la Bodega Severino Sanz, de Montejo de la Vega de la Serrezuela, y de las pocas de la provincia que se enmarcan dentro de DO Ribera del Duero. Como colofón, un postre basado en un yogur artesanal de Celestino Arribas con maracuyá y canela, maridado con un Nieva York Reserva 2020 de la Bodega Microbiowines, de Rueda segoviana.

Entre los asistentes a la cena han estuvo el director general adjunto de la Fundación Caja Rural, José María Chaparro, y la diputada de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad de Segovia, Noemí Otero, quien gestiona las acciones de la marca Alimentos de Segovia; además de representantes de las cinco bodegas participantes.

En palabras de Chaparro, “en CajaViva Caja Rural hacemos banca de Kilómetro 0. Somos de Segovia y estamos orgullosos de todos los productores de nuestra provincia, que esta noche han presentado unas fusiones gastronómicas de auténtico lujo. No hay que irse más lejos”. Por su parte, Noemí Otero destacó “la gran oportunidad que supone el Otoño Enológico para impulsar nuestros vinos y los productos de proximidad de nuestra provincia. Queremos que nuestros vecinos conozcan y reconozcan la enorme despensa con la que contamos en nuestro territorio”.

La degustación estuvo guiada por el sumiller Pablo Martín, presidente de la Asociación Nacional de Sumilleres y Antonio Calvillo, de la Asociación de Sumilleres de Segovia y Provincia.