Presentación del 'Otoño enológico' de la Fundación Caja Rural. / DIEGO GÓMEZ
Presentación del 'Otoño enológico' de la Fundación Caja Rural. / DIEGO GÓMEZ

En el mes de noviembre, Segovia se convierte en la capital del vino gracias al ‘Otoño Enológico’, un evento que la Fundación Caja Rural gestó hace 14 años y se ha convertido en un auténtico fenómeno social en la provincia. Hasta 24 eventos en 21 días han logrado despertar el fervor de los más de mil adeptos que han adquirido sus entradas pocos minutos después del arranque de la venta, a las 11.00 horas del viernes.

El vino es el gran protagonista del “otoño más deseado”, pero la apuesta decidida por los maridajes insólitos ha situado a este evento segoviano entre los encuentros vitivinícolas de referencia en Castilla y León. Fusiones gastronómicas, maridajes musicales, propuestas solidarias, entrevistas, talleres artísticos… con el objetivo de “sacar a la calle a los segovianos y dinamizar sectores tan importantes como la hostelería, bodegas, distribuidores o músicos”, según apuntó este viernes el director general adjunto de CajaViva Caja Rural, José María Chaparro.

A su vez, la directora de la Fundación Caja Rural, Beatriz Serrano, ofreció todos los detalles de un programa que cuenta con “clásicos” de estos otoños, como las propuestas gastronómicas más extensas de Casares, El Cordero, Maracaibo, Villena, Venta Magullo, la Fonda Ilustrada, La Postal o Los Mellizos; con catas más informales “de vinos y platillos” como las de Maribel, San Antonio el Real, El Diablo Cojuelo, La Codorniz, La Perretosa, Tierra de Sabor Club Selección, El Decantador o la Bientirada; fusiones de vino y creatividad, como el taller de ‘vino & burbujas’ en el Museo ‘Esteban Vicente’; maridajes de ‘historia & vino’, como la propuesta de ‘La Carrera de Indias’: el vino, puente entre culturas; la tradicional propuesta de Alma Carraovejas, que cada año dona el 100% de la entrada a una causa solidaria y en esta edición se traslada al Museo de la Casa de Moneda de Segovia; las visitas a bodegas, que este año de desplazarán hasta Nieva, para descubrir los vinos naturales de Microbio Wines o hasta Montejo de la Vega de la Serrezuela para visitar la bodega de Severino Sanz e incluso disfrutar de un lechazo asado en Aranda de Duero. El Museo del Jamón de Monte Nevado también se podrá descubrir en el Otoño Enológico, con una cata de jamones, vermú y vinos blancos.

Un total de 21 días que pondrán el broche de oro el jueves 23 de noviembre con una cata conmemorativa del 95 aniversario de la Gimnastica Segoviana. CajaViva y ‘La Sego’, se han unido para organizar un evento mágico en un lugar único, La Farm Studio (Iglesia de Santa Isabel, en San Ildefonso). La bodega Emilio Moro, con Javier Moro a la cabeza, uno de los principales iconos vinícolas del país, presentará algunos de sus vinos más destacados para clausurar uno de los eventos más deseados por los segovianos. Noviembre se ha convertido en uno de los meses favoritos de los amantes del vino, la cultura y la gastronomía.

Entradas

Las entradas disponibles pueden adquirirse en el portal fundacioncajaruraldesegovia.es. Las entradas de la clausura son exclusivas para socios de la Gimnástica Segoviana y clientes de CajaViva y pueden adquirirse en la sede del club (Casa del Deporte) y en cualquier oficina de CajaViva de Segovia y provincia.