En el parque de maquinarias de la Junta están preparados parte de los efectivos materiales del programa invernal, como quitanieves. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Coincidiendo con la llegada de las primeras nieves a la provincia de Segovia, el viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, José Luis Sanz Merino, ha presidido este viernes en la Delegación Territorial la reunión con las administraciones y empresas de suministros implicadas en el operativo para la prevención y actuación integral ante riesgos invernales.

El dispositivo dispuesto cuenta con unos 400 efectivos humanos y materiales para actuar en la provincia de Segovia pero además extiende su capacidad de movilización a muchos más servicios de distintas administraciones por lo que es necesario “revisar el catálogo de medios de los que disponemos cada uno” y “reforzar la coordinación”, según avanzó el segoviano José Luis Sanz Merino antes de iniciar la reunión.

En el encuentro estuvieron presentes el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José Mazarías, y responsables de la Diputación, del Ayuntamiento de Segovia, de la Subdelegación del Gobierno, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de los distintos departamentos de la Junta en Segovia implicados en el dispositivo de asistencia y respuesta ante las posibles contingencias derivadas de los fenómenos meteorológicos adversos.
El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, señaló que de momento no hay situación de emergencia si bien ayer se pedía circular con precaución en el Puerto de la Quesera y el jueves, cuando llegaron las primeras nieves a las carreteras, se aconsejaba circular con cadenas por el puerto de Navacerrada. “Esperamos que la campaña actual sea parecida a la del año pasado, un invierno corto y con poca intervención” dijo Sanz Merino precisando que el operativo está en marcha desde el 1 de noviembre hasta el 30 de abril.

El dispositivo activado por la Junta de Castilla y León en Segovia, está integrado en la provincia de Segovia por 153 profesionales —61 son personal de carreteras—y 198 voluntarios de 10 asociaciones y agrupaciones de Protección Civil de la provincia. A ello hay que añadir los medios materiales: 18 máquinas quitanieves, 7 autobombas y 16 almacenes de fundentes propios, que se completan con las dotaciones del Estado y de la Diputación y de ayuntamientos, todos con una clara vocación de colaboración y coordinación para reducir el tiempo de atención y respuesta, garantizando una actuación eficaz ante cualquier incidente.
Pero además se pueden movilizar todos los recursos sanitarios: los 23 centros de salud y puntos de atención continuada, el Hospital General, 10 soportes vitales básicos y otros dos avanzados, que se suman a las siete ambulancias convencionales y 22 de transporte colectivo. También se cuenta con la colaboración de las empresas de suministros y prestación de servicios básicos, como luz, agua, gas y combustible, telefonía, autopistas, transportes, etc. Todo ello bajo la coordinación del Centro de Emergencias de Castilla y León 1-1-2 y de la Delegación Territorial de la Junta.

Cabe recordar que el 1-1-2 recibe todas las llamadas y avisos de emergencias sanitarias, bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional, Policías Locales, Unidad Militar de Emergencias (UME) y CPM’s (Centros Provinciales de Mando de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente), con el fin de agilizar y facilitar las actuaciones en caso de emergencia.

Sanz Merino señaló que hay que sumar la colaboración de la Consejería de la Presidencia, aportando todos los canales de información, así como con Familia e Igualdad de Oportunidades, Educación y Cultura y Turismo que ofrecen sus recursos en lo que se refiere a red de alojamientos residenciales, centros educativos y culturales, pabellones deportivos y de ocio, así como los albergues que puedan ser susceptibles de utilización en caso de emergencia.