Publicidad

El inicio del periodo de matriculación en los centros educativos y la puesta en marcha de la campaña ‘Me apunto a religión’ impulsada por la Conferencia Episcopal Española para fomentar la elección de esta asignatura ha animado al obispo de Segovia César Franco a escribir una carta a los padres de los alumnos para invitarles a elegir religión en el currículo académico de sus hijos en el próximo curso.

En la carta, el prelado segoviano recuerda el derecho de los padres a “educar a vuestros hijos según vuestras convicciones morales y religiosas”, respaldado por la Constitución, y en este marco se sitúa la elección de la asignatura de religión.

Así, recuerda que esta asignatura “no es la catequesis que se da en las parroquias, sino una disciplina con método académico en la que se estudia la dimensión religiosa de la persona desde el credo que se confiesa y sus fundamentos racionales”, por lo que precisa que “no es, por tanto, como a veces se dice negativamente, un adoctrinamiento, sino una explicación de la fe católica desde sus orígenes hasta hoy teniendo en cuenta sus contenidos doctrinales”.

Para el obispo, el conocimiento académico de la fe católica “nos permite conocer en profundidad nuestra cultura occidental y sus obras literarias, artísticas, musicales y caritativo sociales”, y sólo a través de este conocimiento “podemos vencer la incultura religiosa que origina tanto prejuicio en una sociedad que promueve todo tipo de ideologías y de «religiones» laicas que dejan al hombre sin el sentido global de su existencia”.

En opinión del obispo, la religión “pertenece al patrimonio común de todos los pueblos, lo cual indica que es parte constitutiva del ser humano”, y asegura que el cristianismo “no es la religión de Occidente, aunque éste no se entiende sin ella; es religión universal capaz de arraigar en las diversas culturas”.

Además, considera que en este tiempo de pandemia “hemos experimentado como el hombre ha buscado el sentido de lo que sucede más allá de la biología, la economía y las ciencias humanas y a estas preguntas esenciales pretende responder la religión, que en nuestro caso tiene su fundamento en Cristo y en su Evangelio”.