Publicidad

El obispado de Segovia ha anunciado la puesta en marcha de una oficina para recibir denuncias sobre posibles abusos sexuales perpetrados por clérigos en las parroquias de la provincia.

Según ha anunciado en un comunicado la Diócesis de Segovia, el obispo César Franco Martínez ha ordenado la creación de esta oficina a través de un decreto, con fecha 1 de mayo, para dar cumplimiento a lo dispuesto por el Papa Francisco en el “Motu proprio” titulado “Vos estis lux mundi” del 7 de mayo de 2019.

En el artículo 2 de esta carta apostólica sobre la protección de las víctimas de delitos sexuales perpetrados por miembros de la Iglesia, el Papa establece la obligación de fundar este tipo de mecanismos en el plazo máximo de un año, período que acaba mañana jueves.

“Deben establecer, dentro de un año a partir de la entrada en vigor de las presentes normas, uno o más sistemas estables y fácilmente accesibles al público para presentar los informes, incluyendo eventualmente a través de la creación de un oficio eclesiástico específico”, dice la carta.

La medida se refiere, según el mismo texto, a “informes relativos a clérigos o miembros de Institutos de vida consagrada o Sociedades de vida apostólica” con relación a delitos sexuales.

Esta calificación incluye obligar a alguien a realizar actos sexuales, realizarlos con una persona vulnerable o menor, así como cualquier participación en la realización, consumo o divulgación de pornografía infantil.

Las oficinas creadas a este respecto deben garantizar que las denuncias sean “tratadas en tiempo y forma, de acuerdo con la disciplina canónica y civil, respetando los derechos de todas las partes implicadas”.

En el caso de Segovia, se ha nombrado a Ana Isabel Gallardo Martin como directora de la oficina y se ha establecido su sede dentro de la del Obispado. n