8 1 web
Alaia Noemí, primera bebé nacida en 2021 en el Hospital General. / EL ADELANTADO

Los paritorios vacíos la noche de Fin de Año y la mañana de Año Nuevo resulta ser una imagen elocuente del descenso de alumbramientos que sufre la provincia en los últimos años de forma gradual.

El número de partos que se han atendido en el Hospital General ha descendido más de un 20 por ciento en siete años, con una reducción de 216 alumbramientos. Lejos quedan los registros de partos que se movían por la barrera del millar en el Hospital General y la regla no escrita de que en este centro nacían entre dos o tres niños cada día. Así se ha pasado de 968 partos que se produjeron en el año 2015 a los 752 con los que se ha cerrado el balance de 2021, según la información facilitada por la Delegación Territorial de la Junta de Castilla.

En 2016 hubo 928 alumbramientos, el año siguiente ya se bajó a 884, en 2018 a 852, en 2019 a 849, en 2020 se atendió 812 partos en el hospital y según el último registro facilitado por la Delegación, en 2020, los 752 antes citados, que provocan la caída más acentuada de la serie. En todo caso, el personal del hospital del Sacyl ha vivido con alegría la llegada al mundo de 764 bebés el pasado año. Hay que tener en cuenta que hay partos en los que nace más de un bebé (partos múltiples) y algunos que se producen en ambulancias o en domicilios. De forma que la media de niños nacidos cada mes de 2021 es de 64 bebés. En enero, febrero, abril y noviembre no se alcanzó y el resto de meses se superó, siendo julio y octubre los que mayores alegrías trajeron, con 78 y 79 nacimientos, respectivamente.

El registro de nacimientos de 2021 del Hospital General lo abrió a las 01.20 horas del 1 de enero Alaia Noemí Fino Rivera que además de ser la primera segoviana del año fue la tercera en nacer en Castilla y León. El título cobraba especial significado en esta ocasión ya que esta bebé fue gestada en el Estado de Alarma, en pleno confinamiento. El último parto de 2021 tuvo lugar a las 12.00 horas del 31 de diciembre, cuando nació Antonio, un bebé de 2,8 kilogramos.

Estos datos se circunscriben a la actividad del Complejo Asistencial del Sacyl donde tiene lugar la gran mayoría de nacimientos en Segovia, pero hay que tener en cuenta que hay alumbramientos que se producen en otros centros sanitarios o en los domicilios y de ahí que el registro del Instituto Nacional de Estadística puede ofrecer datos más amplios sobre el número de niños nacidos en la provincia.

Por otro lado, recordar que desde principios de 2016 los hospitales de Sacyl pueden tramitar la inscripción en el Registro Civil de los recién nacidos sin que los padres tengan que salir del centro sanitario donde se ha producido el alumbramientos.