Entre los nuevos espacios incorporados al contrato se encuentran los patios de la calle de París, en el barrio de San José. / KAMARERO
Publicidad

La reducción del consumo de agua y de energía, así como de los gases contaminantes y de efecto invernadero, la disminución del ruido en la maquinaria a emplear, como desbrozadoras y sopladoras; espacios libres de teléfonos móviles, la utilización de productos respetuosos con el medio ambiente, la reducción de residuos y la gestión de los mismos, o la protección de la biodiversidad son algunos de los criterios que cobran mayor peso de cara al próximo contrato del servicio de mantenimiento y conservación de zonas verdes y el arbolado de alineación de la ciudad, según el pliego que ha elaborado la Concejalía de Medio Ambiente.

Se trata de uno de los contratos millonarios del Ayuntamiento de Segovia para un servicio que presta desde 2016 la empresa Acciona y que afecta solo a una parte del más de un millón de metros cuadrados de zonas verdes con las que cuenta la capital segoviana, ya que la plantilla del servicio municipal de Parques y Jardines, en torno a 25 personas, se encarga directamente de su mantenimiento y conservación en el recinto amurallado y en el Jardín Botánico y la Unidad Especial, integrada por personas con capacidades diferentes, lo hace en alamedas, valles del Eresma y del Clamores y el monte del Pinarillo.

En el caso del contrato a renovar el próximo año, el Ayuntamiento ha iniciado ya el procedimiento de licitación con la publicación del correspondiente anuncio. Se trata de un contrato con una duración de dos años prorrogables, año a año, por otros dos más. El presupuesto base de licitación para los dos iniciales se acerca a los dos millones de euros (1.919.834,39, IVA incluido).

Hay que tener en cuenta que el contrato actual se adjudicó por un importe anual de 710.721,52 euros, incluyendo impuestos, mientras que en el próximo el coste estimado es de 966.876,65 euros.

La Concejalía de Medio Ambiente ha elaborado un pliego de prescripciones técnicas (110 páginas) mucho más detallado y exigente que el anterior (que tenía 20 páginas) y, además, en el de cláusulas administrativas particulares recoge una serie de cláusulas ambientales y sociales que no incluye el actual contrato.

“En ningún caso se podrán limitar, disminuir, atenuar o redefinir los requerimientos ambientales exigidos en el pliego de prescripciones técnicas, o los que recoja la propia oferta del adjudicatario”

En cuanto a las primeras, señala que “en ningún caso se podrán limitar, disminuir, atenuar o redefinir los requerimientos ambientales exigidos en el pliego de prescripciones técnicas, o los que recoja la propia oferta del adjudicatario”, tanto en el desarrollo de trabajos como en vehículos o maquinaria. En este sentido, se eleva al rango de condición especial de ejecución el Plan de Gestión de Calidad, Medio Ambiente y Sostenibilidad Ambiental.

Respecto a los productos fitosanitarios, recalca que “se fomentará la gestión integrada y los planteamientos o técnicas alternativas”, como los métodos sostenibles biológicos, los físicos y otros no químicos. La lucha químicas será el último recurso cuando sea imprescindible y siempre con el uso de fitosanitarios de bajo riesgo.

El Ayuntamiento explicita en el pliego la prohibición del uso de glifosato y productos similares para desbroces y desherbados en lugares públicos, sustituyéndolos por métodos mecánicos y/o térmicos no contaminantes y que no dañen a la salud y al medio ambiente. Hay que recordar que el pleno municipal ya lo prohibió en abril de 2016.

El citado plan que regirá el servicio de mantenimiento de zonas verdes de la ciudad recoge varias obligaciones en cuanto a la calidad del servicio, con inspecciones diarias, seguimiento de los avisos de los técnicos municipales, etc.

Indica, además, que el objetivo es la tendencia a la neutralidad del carbono (reducción de la huella) en todas las operaciones a través de medidas preventivas, paliativas y compensatorias.

Espacios sin móviles

La Concejalía determina que tienen que elaborarse un Plan de protección y fomento de la biodiversidad y planes piloto, que deben desarrollarse al completo, para conseguir espacios verdes sin contaminación de fuentes móviles inalámbricas.

Por otro lado, las ofertas de las empresas licitadoras –en 2016 fueron 17– deben incluir criterios como las características medioambientales de los vehículos que utilicen en el servicio. De hecho, se puntuará con hasta 5 puntos la incorporación de dos furgonetas eléctricas (con un coste estimado de 9.000 euros) y 3 puntos por hacerlo con maquinaria eléctrica como 7 desbrozadoras y 5 sopladoras, con un presupuesto conjunto estimado de 16.225 euros.

El Ayuntamiento de Segovia dispone una planta de compostaje de restos vegetales en el barrio de Zamarramala para el aprovechamiento de la biomasa.

Otros criterios hacen referencia a la reducción y mejor gestión de los residuos generados, favoreciendo su reutilización. El Ayuntamiento de Segovia dispone una planta de compostaje de restos vegetales en el barrio de Zamarramala para el aprovechamiento de la biomasa.

La utilización de productos ecológicos certificados, el empleo de plantas con bajos requerimientos hídricos, el empleo de acolchados, la gestión eficiente del riego y las actuaciones que favorezcan la presencia de aves silvestres en parques y jardines son otros de los criterios que se tendrán en cuenta.

ARBOMAP

En el ámbito tecnológico, el pliego incluye el uso de la aplicación web ARBOMAP, un programa informático para la gestión del arbolado y otros elementos y equipamiento urbanos: zonas verdes, mobiliario urbano, áreas de juego infantil, redes de suministro y abastecimiento, etc. El Ayuntamiento de Segovia, al igual que otros muchos en España, entre ellos el de Madrid, dispone ya de esta herramienta GIS que la empresa adjudicataria debe tener en cuenta.

Ampliación

En relación con el contrato actual, el próximo incorpora el mantenimiento y conservación de casi 32.000 metros cuadrados de nuevas zonas verdes municipales ‘ganadas’ en los últimos años y que se suman al más de medio millón que este servicio ya tenía en 2016. Igualmente añade 26 nuevos árboles de alineación a los 3.192 que ya figuraban hace cuatro años.

Hay que tener en cuenta que el pliego divide en cuatro zonas los diferentes parques, jardines y espacios verdes de la ciudad que la empresa adjudicataria tendrá que cuidar, así como gran parte del arbolado de alineación; es decir los ejemplares plantados en veredas, aceras, etc. de calles y avenidas.

En este sentido, distingue dos zonas de mantenimiento convencional: A, donde predominan las superficies con césped, dotadas de riego racionalizado mediante los sistemas de difusión o aspersión, generalmente automatizado y B, superficies con arbustos o plantas aromáticas dotadas de riego racionalizado por goteo, generalmente automatizado. En ambos casos pueden tener, además, árboles que no se incluyen en los alineados.

Las otras dos zonas son de mantenimiento periurbano, ambas con vegetación natural, naturalizada o asilvestrada, pero en la A con tratamientos de control de la vegetación cuyo principal objetivo es mantener el ornato y salubridad, mientras que en la B la finalidad fundamental es mantener las condiciones de seguridad ante el riesgo de incendio.

Criterios sociales

El pliego de condiciones administrativas particulares estipula que los costes salariales del convenio colectivo vigente no podrán ser reducidos y, en este sentido, suponen la mayor parte del importe del contrato, cerca de 640.000 euros, incluyendo salarios, seguridad social y otros costes.

Este mismo documento indica que la plantilla “en todo momento” debe estar formada, como mínimo, por un técnico titulado (según la propia información municipal en la actualidad carece de este puesto de trabajo), un técnico no titulado, un encargado de jardinería, dos oficiales de jardinería, seis jardineros, siete auxiliares jardineros, dos oficiales podadores y, como personal temporal, otro auxiliar jardinero (equivalente a tres personas durante periodos de cuatro meses).

La plantilla “en todo momento” debe estar formada, como mínimo, por un técnico titulado, un técnico no titulado, un encargado de jardinería, dos oficiales de jardinería, seis jardineros, siete auxiliares jardineros, dos oficiales podadores y, como personal temporal, otro auxiliar jardinero

En las nuevas contrataciones, bajas y sustituciones, así como en los contratos temporales para el refuerzo de tareas como desbroces, entre otras, el Ayuntamiento exige que la adjudicataria cuente con una bolsa de empleo en cuya selección se fomentarán criterios sociales como la incorporación de jóvenes y mujeres para que, de forma progresiva, a lo largo de la duración del contrato, se favorezca su integración, así como la de personas pertenecientes a colectivos en riesgo de exclusión y desfavorecidos en general.

Respecto a la igualdad entre hombres y mujeres, el adjudicatario tendrá que establecer medidas que permitan conciliar la vida personal, familiar y laboral de los trabajadores.

Igualmente, debe fomentar una imagen con valores de igualdad, pluralidad de roles y corresponsabilidad y adoptar políticas de igualdad entre hombres y mujeres en el trato y acceso al empleo, la clasificación, promoción, permanencia, formación, remuneración y extinción de la relación laboral.

Subcontratación

El futuro contrato prevé la posibilidad de que la empresa adjudicataria del servicio de mantenimiento y conservación de zonas verdes pueda subcontratar pero únicamente de forma puntual; es decir para la realización de un trabajo o labor concreta y siempre que las circunstancias lo justifiquen y no disponga de los medios adecuados.

Jardín del Mariano Quintanilla

Una característica singular de este contrato es que la adjudicataria se encarga del mantenimiento del Jardín del Instituto ‘Mariano Quintanilla’, incluyendo la apertura y cierre de sus puertas al público en temporada de invierno (de 1 de octubre a 31 de Marzo), los días laborables de 8:00 a 19:30 horas y los festivos de 10:30 a 14:30 horas, y en temporada de verano (1 de abril a 30 de septiembre) de 8:00 a 21 horas los laborables y de 10:30 a 14:30 los festivos.