El concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, presentó ayer las características del nuevo contrato. / E. A.
El concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, presentó ayer las características del nuevo contrato. / E. A.

Por fin, el Ayuntamiento de Segovia ha formalizado el nuevo contrato del servicio de mantenimiento de zonas verdes y arbolado de alineación de la ciudad, con un coste cercano al millón de euros al año, un 36,7% más que en el contrato que estaba en vigor hasta ahora. Entre los motivos de ese incremento, las mejoras que introduce tanto en cuestiones sociales, con incremento del empleo, y sobre todo de fomento de la biodiversidad y reducción del consumo energético y de agua.

El procedimiento para licitar este contrato comenzó inicialmente el 31 de octubre de 2020 pero a finales de noviembre de ese mismo año el Ayuntamiento desistió de continuar con el mismo alegando que tenía que modificar datos, fundamentalmente en lo relativo a los costes laborales, tras recibir una reclamación de la Asociación de Empresas de Gestión de Infraestructura Verde (ASEJA).

El nuevo procedimiento no se inició hasta el 3 de mayo del año pasado y la adjudicación, a la UTE (unión temporal de empresas) formada por El Ejidillo-San José, no se produjo hasta el 30 de noviembre. La formalización del contrato se ha llevado a cabo una vez comprobado que en el plazo estipulado no se ha presentado ningún recurso por el resto de licitadoras, teniendo en cuenta, además, que en este caso no ha sido la oferta económica más ventajosa la que ha resultado elegida, sino la suma de la oferta económica y las mejoras introducidas.

El concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, ha destacado precisamente esa apuesta por la calidad y por los criterios sociales y de sostenibilidad en la contratación pública y, además, ha indicado que se trata de una aportación de Izquierda Unida desde que los dos concejales de la formación pasaron a formar parte del gobierno municipal.

Características

El nuevo contrato tiene un periodo de vigencia inicial de dos años, prorrogables por otros dos. Sustituye al que desde 2016 venía realizando Acciona y, antes y durante casi una década, Thaler.

Comprende el mantenimiento y conservación de 235.255 metros cuadrados de jardinería convencional, 339.543 metros cuadrados de jardinería periurbana y 3.234 unidades de arbolado de alineación (por lo general situado en márgenes de calles o avenidas).

De forma habitual la UTE adjudicataria atenderá las laderas de la Muralla Norte y el entorno del paseo de Santo Domingo, San Nicolás, paseo del Obispo, zona de las Puertas de San Cebrián y de Santiago, paseo de San Juan de la Cruz, parque del Cementerio, paraje de Las Arenas, parque del Peñascal (plaza de los Deportes), avenidas de Padre Claret y Juan de Borbón, barrio de la Comunidad de Ciudad y Tierra (Plaza de Toros), barrio de San José, parque de los Depósitos de Agua, carretera de Valdevilla y barrio de Nueva Segovia, así como el Parque o Dehesa del Alto Clamores (con la Cantera de las Romeras y el Lago Alonso), avenida de Juan Carlos I, calle de Obispo Quesada, paseos de Conde Sepúlveda y Ezequiel González, carretera Villacastín, barrio de La Fuentecilla, Vía Roma, calle Coronel Rexach y entorno de San Antonio El Real y barrio de El Salvador.

En el nuevo contrato se han incorporado otras zonas, entre ellas varias rotondas y diferentes áreas de Vía Roma, carretera de Soria, Padre Claret, San José, Nueva Segovia y La Albuera. Incluye también mejoras de la tipología de mantenimiento de algunos espacios libres de San José y Nueva Segovia.

Las nuevas zonas a conservar suman 12.227 metros cuadrados de jardinería convencional y 19.802 metros cuadrados de jardinería periurbana.

Condiciones laborales

La adjudicataria contará con 20 trabajadores fijos, uno más que en el contrato anterior, para el mantenimiento de estas zonas, además de tres puestos de trabajo temporales como refuerzo para labores de desbroce en verano.

A través de las cláusulas sociales del pliego se fijó una masa salarial mínima de 1.393.740,17 euros para la duración inicial del contrato (dos años) y la plantilla no podrá reducirse en ese periodo. Para nuevas contrataciones y sustituciones, así como para contratos temporales, se creará una bolsa de empleo en la que se fomentará la selección de jóvenes y mujeres para que, progresivamente, a lo largo de la duración del contrato, se favorezca su integración y la de colectivos en riesgo de exclusión y desfavorecidos en general.

Un plan ambicioso

El concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, ha anunciado que la nueva adjudicataria del servicio de mantenimiento y conservación de zonas verdes de la ciudad tiene que presentar “en las próximas semanas” un Plan de Gestión de Calidad, Medio Ambiente y Sostenibilidad ambiental y contará con un equipo humano multidisciplinar que abordará todos los aspectos recogidos en el mismo, con responsables para el sistema de calidad, sostenibilidad y fomento de la biodiversidad.

Entre otras obligacinoes del nuevo contrato, la UTE adjudicataria tendrá que llevar a cabo el cálculo de la huella de carbono, un indicador ambiental que refleja las emisiones de gases de efecto invernadero de su actividad. A partir de esa medición, tendrá que poner en marcha un plan con medidas dirigidas a reducir las emisiones y a minimizar consumos de energía y agua, así como a la reducción de ruidos y residuos.

Otras mejoras son la incorporación de cuatro vehículos eléctricos: dos furgonetas, un coche de inspección y un motocarro, y maquinaria eléctrica para labores de recorte, siega, desbroce, etc.

En cuanto a la biodiversidad, pondrá en marcha un amplio abanico de medidas específicas en áreas verdes que afectarán al arbolado macizos arbustivos y florales, céspedes y praderas naturales y hábitats acuáticos.

Está contemplado ampliar el arbolado con especies autóctonas en las zonas que lo requieran.