Los turistas han vuelto al punto del muro del Postigo del Consuelo que fue vallado por precaución el domingo. / Kamarero
Publicidad

Ni Acueducto, ni Muralla y puede que ni pretil. Aunque el propio Ayuntamiento informó ayer lunes de “pequeños” desprendimientos de piedras desde el muro de la zona conocida como Postigo del Consuelo, junto al monumento romano, la concejala de Urbanismo y Patrimonio Histórico, Clara Martín, sostenía esta mañana en Radio Segovia que todo indica que las piedras desprendidas proceden de la roca sobre la que se asienta la Muralla.

Tanto Martín como la propia alcaldesa, Clara Luquero, restan importancia en cualquier caso a los desprendimientos y afirman que el muro es estable y no supone ningún riesgo para el Acueducto.

La concejala ha explicado que nadie del Ayuntamiento ha visto caer las piedras “pero sí se han encontrado algunas en esta zona, procedentes de la base de la roca donde se asienta la Muralla y algunas llevaban allí bastante tiempo, no son del fin de semana”.

Policía Local, bomberos y técnicos de Patrimonio han inspeccionado tanto el pretil como la zona más próxima a los pilares del monumento romano y han concluido que “no hay riesgos para el Acueducto”, según ha recalcado Martín.

En cualquier caso, la alcaldesa, ha indicado que el pretil no pertenece a la Muralla ni al Acueducto, es de principios del siglo pasado y, aunque en un primer momento se valló la zona superior del Postigo y se prohibió el acceso, ayer ya se habían retirado y los turistas volvían a hacerse fotografías con el monumento desde este mismo punto.

Intervención

La concejala de Patrimonio Histórico ha informado, por otra parte, de que antes de que se localizaran estos desprendimientos en la zona, el Gobierno municipal había redactado un proyecto para una intervención en este punto que consiste en restaurar el lienzo de la Muralla entre el Acueducto y el cubo número 22, así como consolidar este muro o pretil en la zona superior del Postigo del Consuelo.

Con una inversión prevista de 21.810 euros, el equipo que dirige Clara Luquero ha solicitado una subvención al Ministerio de Cultura y Deporte, dentro de la línea anual para actuaciones de conservación en bienes declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO.

De conseguir esta ayuda, el Ministerio aportaría 16.357 euros, el 75% del presupuesto, mientras que los 5.484 euros restantes se corresponden con la aportación municipal, para la cual ya hay reserva de crédito en el presupuesto de este año.