Molino Senores KAM2458
Estado actual del Molino de los Señores, tras la intervención de conservación realizada en 2018. / Kamarero

El Molino de los Señores, situado junto al río Eresma, a la salida de la ciudad de Segovia por la carretera de Arévalo, es un ejemplo singular de arquitectura industrial, un edificio de los siglos XIX-XX protegido en el Plan Especial de Áreas Históricas (PEAHIS) de Segovia y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Castilla y León. Sus propietarios, los hermanos Hernanz García, promueven su rehabilitación para convertirlo en un edificio de uso turístico, con seis apartamentos, en base a un proyecto del arquitecto Félix Trapero Rodríguez con un presupuesto estimado de 233.511,89 euros.

Los promotores han solicitado licencia ambiental, para la autorización de uso excepcional (turístico) de suelo rústico de protección especial y licencia urbanística para las obras de rehabilitación, por lo que el proyecto debe someterse ahora a un periodo de información pública de 20 días en el que se podrán presentar alegaciones.

La propuesta mantiene la sala de molienda en su estado original para destinar las plantas superiores al alojamiento hostelero, a través de una intervención compatible con sus características esenciales como BIC.

En este sentido, se ha descartado la ubicación de los equipos de climatización y producción térmica en el interior, porque afectarían a las cualidades especiales de las plantas del molino y se ha optado por instalarlas en el exterior respetando el entorno de este inmueble que tiene incoado desde 1983 un expediente para su declaración como monumento histórico-artístico por la Dirección General de Bellas Artes.

El sistema de producción térmica se basa en el empleo de energías renovables y se ha proyectado una instalación de alta eficiencia y respetuosa con el medio ambiente, a través de una captación geotérmica vertical en circuito cerrado con una bomba de calor geotérmica que permite tanto la climatización del molino como la producción de agua caliente sanitaria, según recoge el proyecto de ejecución. Los equipos necesarios se ubicarán en la planta semisótano de un edificio adyacente conocido como la ‘Casa del Hortelano’.

La planta baja, en el nivel de acceso al Molino de los Señores, contará con el mobiliario mínimo imprescindible; es decir, un mostrador adaptado y butacas en la zona de espera, diseñados para integrarse cromáticamente con el resto de materiales. En el nivel inferior de esta planta se encuentra la zona de molienda que conserva parte de la maquinaria de la última época de su actividad como molino (siglo XX).

La planta primera acogerá tres apartamentos turísticos, configurados cada uno como un estudio, con un espacio habitable y baño independiente. Uno de ellos se ha proyectado como unidad de alojamiento adaptada. La planta segunda albergará un apartamento de tres dormitorios (espacio estar-comedor-cocina; un dormitorio doble, dos dormitorios individuales y baño) y un estudio, mientras que en la tercera habrá solo un estudio.

En la parcela, se ha proyectado en superficie un aparcamiento de seis plazas, una de ellas adaptada.

El Molino de los Señores, con referencias documentales desde el Siglo XII (confirmación de una donación del ‘Molino de los Señores Deán y Cabildo’ por Alfonso IEl Batallador’ y su esposa Doña Urraca en 1122), ya fue objeto de una intervención en 2018 para obras de conservación estructural, necesaria para evitar que avanzase su importante deterioro.

La parcela tiene hasta siete edificios o restos de edificaciones: Molino de los Señores (402 metros cuadrados), Casa de las Monjas (las Siervas de María fueron propietarias durante parte del Siglo XX), Casa del Hortelano, Casa de los Ventanales, nave, establos y Casa del Molinero), que suman en total 1.882,36 metros cuadrados construidos, 1.374 en realidad porque los dos últimos están demolidos.