El periodista Luis María Ansón. / KAMARERO
El periodista Luis María Ansón. / KAMARERO

La prensa provincial tiene una importancia excepcional y en España es de primer orden”. Así de contundente se muestra el periodista Luis María Ansón, consolidado como uno de los comunicadores referentes del panorama nacional. En la actualidad han aumentado el número de “vehículos de la información”. En cambio, en contra de lo que “otros creen”, Ansón no es escéptico en torno a la influencia de las nuevas tecnologías en el mundo de la comunicación. Piensa que “el medio digital va a robustecer la importancia de la información”, y esto hará que los periodistas tengan “el deber” de informar más a fondo y con mayor extensión.

Pese a que reconoce que existe “un deslumbramiento” con Internet, esto no ha cambiado el deseo de la gente “de estar bien informada”, en palabras de Ansón. El periodista cree que “el espectador ya no tiene conciencia de cuál es el medio serio”, algo que perjudican en cierta medida las redes sociales, que son “puro cotorreo”.

Los periódicos de provincias, entre los que se enmarca El Adelantado de Segovia, tienen un foco concreto; la propia provincia, lo que considera la clave de su éxito y lo que le hace ser “muy influyente” en su territorio. Le parece “lógica” la supervivencia de estos diarios, puesto que su publicidad ha disminuido en menor medida que la nacional, al depender de entidades locales. Pese a ello, reconoce que se vive “una crisis mundial del periódico impreso”, que ha reducido sus ventas.

Por el contrario, lo que no ha variado es la profesión: “Seguimos siendo administradores del derecho de información de la ciudadanía”, afirma. El comunicador cree que la ampliación de la capacidad que tiene ahora el periodismo para informar a los ciudadanos y de influir en ellos “ha sido para bien”.

Ansón sostiene que han de pasar en torno a 10 años para que “cristalice la digitalización” y se pueda comprobar cómo se desarrollará el mundo periodístico. De lo que no tiene ninguna duda es de que, en la historia del periodismo contemporáneo, “no ha habido una transformación como la que se ha producido ahora”.