El Jugado de lo Mercantil reabre el proceso concursal de la empresa Alresa

1585

El Juzgado de lo Mercantil de Segovia ha ordenado la reapertura  del proceso concursal de la empresa Alresa (Alimentos Refrigerados S.A.), también conocida como ‘Choricera’, que se cerró definitivamente hace más de diez años.

Se trata de un procedimiento administrativo, debido a la devolución, por parte de la Agencia Tributaria, de 25.464 euros, en concepto de IVA del cuatro trimestre de 2018. De este modo, esta partida económica “inesperada”, debe ser reintegrada a los acreedores de la empresa cárnica. La Administración concursal vuelve así a trabajar para hacer efectivo el reintegro de esa partida entre los perjudicados por la insolvencia de la antigua sociedad.
Han pasado casi quince años desde que la que fue una de las primeras empresas de Segovia echara el cierre. Su proceso concursal, como el del resto de empresas del grupo Proinserga, fue uno de los más largos y complicados debido al entramado de sociedades y afectados.

En 2007 cesó la actividad. Siete años después, el emblemático edificio de La Choricera fue adquirido por la empresa segoviana Suministros Transcose en una subasta judicial celebrada en una notaría de la capital. Pero fue a la cuarta convocatoria tras progresivas rebajas en el precio inicial del inmueble. Comenzó valorándose el edificio por  los administradores concursales en 12 millones de euros.  Finalmente, los actuales dueños pagaron 2,7 millones de euros y así ha vuelto a la actividad económica. n