Miembros del operativo de extinción enfrían el terreno quemado en la Sierra de Guadarrama. / EFE
Publicidad

Cuatro días después de que el pasado domingo se iniciase en la Sierra de Guadarrama, en el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso, el incendio forestal que ha provocado la quema de unas 410 hectáreas de monte –150 de ellas dentro del Parque Nacional–, la Junta de Castilla y León declaró este miércoles, a las 17.30 horas, controlado el incendio y rebajó su peligrosidad a Nivel 0.

La bajada de temperaturas e incluso las pequeñas precipitaciones de la jornada han ayudado a los miembros del operativo de extinción a controlar los restos del incendio, que ya el martes había alcanzado el Nivel 1.

Durante toda el día, un dispositivo formado por 130 efectivos humanos –20 de la Unidad Militar de Emergencias– y cuatro medios aéreos trabajaron para refrescar y empapar todos los puntos calientes del monte, ya entonces estabilizado.

Una vez controlado, más de un centenar de personas de los medios terrestres seguirán realizando durante toda esta noche labores de control. Una cifra de efectivos que se mantendrá durante todavía varios días hasta que se complete la extinción total del incendio.

Además, en los próximos días se trabajará en el establecimiento y coordinación de los grupos de voluntarios que durante semanas se encargarán de limpiar la superficie afectada y que abarca una parcela privada, zona dependiente de la Junta de Castilla y León y parte del territorio correspondiente al Parque Nacional Sierra de Guadarrama.