Voluntarios con vehículos cuatro por cuatro han ofrecido su apoyo para los trabajos, una vez controlado el incendio. / E. A.
Publicidad

Expertos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) consideran que el incendio declarado el pasado domingo en el Real Sitio de San Ildefonso ha afectado a pequeños manantiales y ha deteriorado algunos relieves, como lanchares, berruecos y peñas, al tiempo que advierten de que “pueden ocurrir una serie de procesos geológicos, desencadenados por lluvias y tormentas, que ocasionen daños y pérdidas a corto y medio plazo”.

Una vez perimetrado y controlado el incendio, que ayer permanecía controlado y con el nivel 0 decretado por la Junta a las 17,30 horas del miércoles, desde el citado Instituto, integrado en el organigrama del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, los expertos han hecho un primer balance sobre sus consecuencias en la vertiente septentrional de la Sierra de Guadarrama que es donde se encuentra la zona afectada.

En este sentido, indican que, por fortuna, la provincia de Segovia en general, y el Real Sitio en particular, “cuentan desde hace décadas con catálogos e inventarios de las formaciones rocosas y sus relieves de mayor valor”; es decir, los lugares de interés geológico (LIG).

En este caso, en los términos municipales del Real Sitio y de Palazuelos de Eresma se encuentran los siguientes LIG: Salto de El Chorro Grande, Cascada de El Chorro Chico, los circos glaciales de la cabecera de los arroyos del Chorro Grande y el Chorro Chico, el nicho de nivación de la cabecera del arroyo Morete, los lanchares y diques aplíticos de las márgenes del arroyo del Chorro Grande, los depósitos torrenciales y gravitacionales de la mata basal del Chorro Grande, los manantiales fisurales y coluviales de Fuente Infante y su entorno, la morfología periglaciar de la ladera norte de Peñalara, mármoles del collado de la Flecha, las Calderas del río Cambrones, las mineralizaciones de La Atalaya-Cerro de las Cardosillas, La Chorranca y rosetas y terracillas en el collado de Dos Hermanas.

Interpretan en el IGME que “el incendio no ha afectado significativamente a muchos de ellos, evitando la destrucción de los afloramientos rocosos por fractura debido al efecto térmico del fuego, o su tinción por el humo y las cenizas”, pero sí a los pequeños manantiales: fuentes próximas a la pista de subida a Fuente Infante, además de deteriorar “algunos relieves.

Por otro lado, advierte de los procesos que debido a lluvias y tormentas pueden ocasionar daños a partir de ahora, debido a la pérdida de la cubierta vegetal, entre otros la erosión, con pérdida de suelos fértiles y arrastre de cenizas y fragmentos de vegetación quemada a los arroyos, que verían aterrados sus cauces y colmatados sus pozas y azudes.

Avenidas e inundaciones

Otras consecuencias pueden ser la impermeabilización del suelo, lo que puede disminuir el umbral de escorrentía y ocasionar avenidas e inundaciones con más caudal de lluvia. También puede haber más desprendimientos de rocas, al estar menos sustentado el suelo por las raíces.

Contaminación de las aguas

Entre los riesgos a tener en cuenta se encuentra el de la contaminación de las aguas superficiales de los arroyos por las sustancias productos de la combustión, y de las aguas subterráneas por infiltración de cenizas y restos del incendio.

Otros previsibles cambios de los que alertan los geólogos son previsibles cambios en la cubierta de nieve tanto en primavera como en invierno, y con ellos del régimen hídrico de los arroyos del Chorro Grande, de las Flores, Morete y Carneros, todos ellos tributarios del Cambrones y cuyas aguas finalizan en el Pontón Alto.

Por todo ello reclaman la adopción de medidas correctoras y preventivas.

Trabajos de extinción

Por otro lado, el alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso, informaba ayer por la tarde de que a lo largo de esa jornada del jueves habían continuado “con normalidad los trabajos que lleven a la extinción total del incendio, con más de 40 efectivos en la zona”.

Por su parte, la Junta de Castilla y León, en su avance de incendios forestales de las 19 horas, indicaba que en ese momento estaban trabajando en las labores de extinción tres agentes medioambientales, los helicópteros con base en Cebreros (Ávila) y Las Casillas (Nordeste de Segovia), dos cuadrillas helitransportadas, un bulldozer, dos autobombas, tres cuadrillas de tierra, una de Protección Civil y Guardia Civil.

Voluntarios con vehículos cuatro por cuatro han comunicado a El Adelantado su apoyo para contribuir a los trabajos, una vez controlado el incendio.

Beatriz Escudero pide al Gobierno que inicie la recuperación de la Sierra de Guadarrama

La diputada nacional del PP solicita que el Ejecutivo de Pedro Sánchez colabore con el órgano de gestión del Parque Nacional

“La provincia de Segovia ha sufrido un gran azote ecológico, medioambiental y sentimental en los últimos días, porque todos los segovianos hemos sido testigos del devastador incendio en la Sierra de Guadarrama”, indica la diputada del PP por Segovia, Beatriz Escudero, a la vez que subraya que “una vez sobrepuestos al terrible suceso y cuando se están llevando a cabo las labores de limpieza de la zona afectada, es hora de evaluar la incalculable pérdida y pedir a todas las instituciones, que como ha ocurrido durante su extinción, se unan para paliar esta situación y recuperar la zona afectada”.

Por este motivo, a través de una nota de prensa anuncia que ha presentado en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley pidiendo al Gobierno que inicie la recuperación de la Sierra de Guadarrama tras “el devastador incendio de estos días”.

La diputada popular asegura que una vez que esté totalmente extinguido dicho incendio “es hora de comenzar a trabajar en la recuperación de una zona de un valor ecológico, medioambiental y sentimental muy importante para los segovianos” y por ello, pide al Ejecutivo central que colabore con el órgano de gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y con las comunidades autónomas implicadas en la evaluación de los daños producidos por el incendio.

En el documento, que registró ayer por la mañana en el Congreso de los Diputados, pide también al Gobierno que participe en las actuaciones, dentro y fuera del ámbito del Parque Nacional, para recuperar el estado ecológico del espacio natural devastado por el fuego, evitar la erosión del terreno, las afecciones a los cauces de ríos y arroyos y proceder, cuando sea oportuno, a la restauración hidrológico-forestal, así como a reconstruir las infraestructuras dañadas por el incendio.

Por último, Escudero solicita al Gobierno que valore todas aquellas ayudas que sirvan para restablecer la normalidad de los servicios en la zona y contribuir así a sufragar los gastos incurridos durante los días de extinción.