El Hoyal vuelve a ser el nido de los moteros de La Leyenda Continúa

Cantalejo acoge esta cita ineludible para los cerca de 8.000 amantes de las dos ruedas que durante este fin de semana se están haciendo dueños del pinar de la localidad

2021
Las colas de motoristas llegando al pinar de Cantalejo fueron una constante en la jornada del sábado. /KAMARERO
Publicidad

Muchas aves terrestres migran largas distancias. Los patrones más comunes involucran el vuelo al norte para reproducirse en los veranos en áreas templadas o árticas y el retorno a las áreas de invernada en regiones más cálidas del sur. Y como si de aves se tratarán los moteros hacen esta migración de manera anual para juntarse bajo el calor de las fogatas en los pinares de El Hoyal de Cantalejo donde desde hace ya cinco año se celebra una de las concentraciones moteras invernales más importantes de nuestro país.

Bandadas de moteros venidos de todas de España y otros puntos del mundo han ido llegando hasta Cantalejo, algunos llevan desde el jueves ya acampados , pero la gran mayoría han ido llegando entre viernes y, sobre todo sábado.

A las leyendas poco les ha importado el frío o la niebla y han acudido en masa a su cita con Cantalejo. Los más valientes que han pasado la noche en El Hoyal aseguran no haber notado el frío, ya que la fiesta les ha permitido ir a dormir con el cuerpo bien caliente. “El frío lo estamos notando ahora por la mañana”, aseguraban alguno de los grupos de moteros allí acampados. El día amaneció algo desapacible, pero como eso no frenó a nadie que entre los que comenzaban a desperezarse y los que comenzaban a llegar a El Hoyal, el ambiente se comenzó a caldear; y para los que llegaban con frío pudieron tomar el ya tradicional caldo La Leyenda , que permitía a uno calentar el cuerpo de manera inmediata.

La dimensión internacional que tiene el evento y que lo dota de un importante valor añadido comenzó a notarse desde el primer día con la llegada de los primeros motoristas europeos. Francia, Polonia o Hungría son algunos de los lugares de origen de algunos de los moteros que se dan cita en El Hoyal.

Según avanzó la mañana las colas de motoristas para acceder al recinto de la concentración parecían no acabarse. Cantalejo es ya territorio conquistado por las dos ruedas, pues no había más que ver las colas kilométricas de motos aparcadas en la calle que no solo ocupaban la zona especialmente reservada para ellas sino que se metían en pleno pueblo; en cada esquina que se mirase había una moto aparcada.

Las previsiones de la organización estaban en logar reunir unas 8.000 personas, pero la gran afluencia de gente hace presagiar que este número se puede quedar corto.

A medio día la expedición cientos de leyendas salieron en ruta hacia Sacramenia para visitar la localidad segoviana y admirar la belleza de las Iglesias de Santa Marina y San Martín, con parada incluida para tomar un rico aperitivo mientras se disfrutaba del espectáculo del equilibrista sobra las dos ruedas Emilio Zamora.

Mientras en El Hoyal la gente continuaba llegando y los que ya estaban en el camping comenzaban a prepararse la comida con las fogatas, que no solo servían para quitarles el frío sino que ademas les permitía hacerse una rica comida que les llenaría el estómago.

La música ocupa un lugar destacado durante el evento y durante los días de concentración. Los Skull primero y Gintónica (Banda tributo a Metallica), ambientaron desde las diez de la noche del viernes la Noche Vieja motera preparada a partir de las doce la jornada del viernes. Y ayer, a partir de las diez de la noche, saltó a escena El Canto del bobo, a lo que sucedió la Banda del Capitán Inhumanos con éxitos de la banda.

Homenaje a los que faltan
La organización tuvo un recuerdo para Andrés Pérez, ‘El Profe’, por su gran conocimiento de la disciplina tras su carrera profesional. Otros de los homenajeados han sido el doctor Xavier Mir, la marca Derbi por trayectoria, o el Motoclub Nacional.

Uno de los momentos más emotivos e importantes de la concentración La Leyenda Continúa 2020 fue, como en todas las ediciones, el desfile de antorchas, donde los motoristas procesionan con sus motos por las calles de Cantalejo con una antorcha encendida en recuerdo y homenaje a los amigos motoristas que durante el año anterior han perdido la vida. Este desfile tuvo lugar ayer por la noche por las calles de Cantalejo hasta su plaza Mayor, donde se guardaría un minuto de silencio en su memoria y se encendieron 100 farolillos que subirán al cielo en el recuerdo.

Hoy La Leyenda Continúa cierra sus puertas de una nueva edición de la que sus organizadores se sienten muy orgullosos de poder traer año tras año a Cantalejo esta concentración.

GALERIA DE FOTOS: https://www.eladelantado.com/provincia-de-segovia/concentracion-la-leyenda-continua/