La iniciativa permitirá operar a 180 personas hasta diciembre. / KAMARERO
La iniciativa permitirá operar a 180 personas hasta diciembre. / KAMARERO

La Consejería de Sanidad hizo este lunes públicas las fechas en las que los hospitales de la región empezarán a operar durante las tardes. Este plan de choque pretende reducir las largas listas de esperas acumuladas por motivo de la pandemia mediante la autoconcertación o peonadas con los profesionales sanitarios.

De esta forma, el Hospital General de Segovia abrirá los quirófanos durante el turno de tarde a partir del 1 de julio para operar a 30 pacientes de Cirugía General al mes. La previsión es que este plan de choque se alargue hasta final del presente año, por lo que esta iniciativa permitirá realizar 180 intervenciones ‘extra’.

Aunque hay otros centros asistenciales que empiezan este mismo mes, caso del de Zamora o Palencia, otros iniciarán el turno de tarde a partir de septiembre.

Al finalizar el primer trimestre, el plazo medio de espera para ser intervenido quirúrgicamente en la provincia de Segovia se situaba en los 80 días, por debajo de la media regional que se situaba en los 139 días.

Si se divide por especialidad, se puede observar como las ramas más demandadas contaban con un mayor plazo de demora que las menos solicitadas. De esta forma, al finalizar el primer trimestre en el Hospital General de Segovia encabezaba la lista de demora Traumatología, con un periodo de espera medio de 104 días.

La segunda especialidad con mayor demora era Cirugía General y Digestivo, precisamente la rama que se operará durante las tardes a partir de julio, con 76 días de demora media.

Seguía Otorrinolaringología con 71 días de demora; Urología, con 70 días; y Oftalmología, que registraba un plazo de espera medio de 69 días.

En cuanto a los pacientes que a inicios del segundo trimestre se encontraban en espera de una intervención quirúrgica en la provincia, su número ascendía a 2.394, un dato más reducido que el registrado en diciembre, cuando había 2.481 personas pendientes de ser operados.