Edificio de viviendas de la calle de Gascos cuya demolición está prevista en el PEAHIS. / Nerea Llorente
Publicidad

El Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS) será aprobado definitivamente, salvo sorpresas, por el pleno que celebrará el Ayuntamiento este viernes después de una larga tramitación, 10 años según el Grupo Socialista, 12 según los principales grupos de la oposición –PP y Ciudadanos–. La alcaldesa, Clara Luquero, y la concejala de Urbanismo y Patrimonio Histórico, Clara Martín, han presentado las grandes líneas de este planeamiento que afecta al 43% del suelo urbano consolidado de la ciudad y posibilita la construcción de 1.546 nuevas viviendas, de las que un alto porcentaje serán de protección pública.

La alcaldesa ha insistido en que se trata de un documento muy complejo pero fundamental para la ciudad, que desbloqueará numerosas intervenciones arquitectónicas y urbanísticas cuando entre en vigor, lo que se producirá con su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León, una vez obtenido el visto bueno de la corporación municipal.

En este sentido, tras la celebración de la Comisión de Urbanismo el pasado martes, todo indica que el equipo de Gobierno municipal votará dividido, el Grupo Socialista a favor de la aprobación definitiva del PEAHIS e Izquierda Unida en contra. El documento saldrá adelante gracias al apoyo anunciado por el PP y Ciudadanos. Ambas formaciones critican esta situación y la portavoz de Cs, Noemí Otero, considera que IU “falla a todos los ciudadanos” con su posición en contra “y está siendo muy poco responsable” en un asunto de gran trascendencia para la ciudad.

El portavoz y único concejal de Podemos-Equo, Guillermo San Juan, se abstuvo en la comisión informativa.

Luquero dice que IU es coherente con la posición que ha seguido en los últimos años sobre este plan especial y resta importancia a la discrepancia en el seno del Gobierno municipal, argumentando que está formado por dos formaciones diferentes que tienen un acuerdo para desarrollar un programa común pero con discrepancias en algunas cuestiones

Realista y sensato

En cualquier caso, la alcaldesa se muestra satisfecha del trabajo realizado, tanto a nivel político como técnico, con el PEAHIS, “un plan muy sensato desde el punto de vista de la viabilidad económica”, recalca.

Segovia evita con este planeamiento, al menos de momento, caer en “lo idílico o lo soñado pero que no es realista porque se puede ser utópico y contemplar multitud de expropiaciones y proyectos multimillonarios pero nunca van a estar en la capacidad económica del Ayuntamiento de una ciudad pequeña como Segovia”, en palabras de la regidora.

Precisamente, la concejala de Urbanismo afirma que la viabilidad económica “está totalmente garantizada” y explica que las cinco expropiaciones que prevé el plan supondrán un coste de 1.245.000 euros al municipio, “inversiones que se van a compensar con los ingresos previstos con los incrementos de edificabilidad y aprovechamiento, ya que de todos ellos el 10% revierte en el Ayuntamiento a través de suelo, viviendas o directamente de forma monetaria”.

Además, Martín insiste en que el objetivo general del PEAHIS es ordenar y proteger urbanísticamente y desde el punto de vista del patrimonio cultural las áreas históricas más relevantes, así como vistas protegidas desde el interior al exterior de la ciudad.

En materia de conservación, se protege el patrimonio cultural, natural, arqueológico y etnológico de la ciudad, con especial atención al Acueducto en todo su recorrido desde la captación de agua en las faldas de la Sierra de Guadarrama al Alcázar. Esto incluye la recuperación del carácter original del trazado urbano del recinto amurallado y la recuperación de edificios fuera de uso en la actualidad como el Teatro Cervantes, el palacio de la Reina Doña Juana, el palacio de Mansilla, la antigua sede de la Tesorería de la Seguridad Social (INSS), el antiguo colegio de las Jesuitinas o el Policlínico.

Movilidad

En cuanto a las intervenciones en movilidad, se contemplan mejoras en accesibilidad y en los ejes peatonales, así como el incremento de la capacidad del tráfico, para dar fluidez a la circulación rodada, de algunas vías, para “permitir la permeabilidad circulatoria entre el paseo de Ezequiel González, Padre Claret y Vía Roma.

Una de las expropiaciones previstas es la de las parcelas de la zona superior derecha de la calle de Antonio Machado, limítrofes con la sede de la Dirección Provincial de Educación, para ensanchar esta calle de acceso a la de José Zorrilla de manera que pueda tener doble carril, uno en cada sentido.

Por otro lado, en el barrio de San Lorenzo, se ordena un sector de suelo no consolidado, entre la calle de los Vargas y el río Eresma, con la creación de nuevos viales, para evitar el tráfico que afecta a la plaza de San Lorenzo y crear además volúmenes de uso residencial. Se trata de parcelas en las que se dotan de mayor edificabilidad que la actual, muy limitada.

Se descarta de momento en el PEAHIS la construcción de un túnel para descongestionar puntos como la calle San Gabriel o Vía Roma, aunque sí se contempla la adquisición de varias viviendas del margen derecho, en sentido subida, de San Gabriel para ampliar esta vía.

Otras expropiaciones recogidas en el plan tienen por finalidad la ampliación del espacio libre público en la conocida como cuesta de Santa Lucía (hoy en día paseo de Santo Domingo de Guzmán), en la zona próxima a la plaza de la Artillería; la recuperación de un callejón en la calle Daoiz y otro en el entorno de la plaza del Socorro.

La edil, que ha participado en los últimos años en el equipo técnico que ha elaborado el plan especial, añade que otros objetivos importantes son “la mejora de la calidad de vida de la población, con la dotación de equipamientos, servicios e infraestructuras ajustadas a las necesidades reales de la ciudad, así como la dotación de aparcamientos para residentes y el mantenimiento y mejora de las zonas verdes.

Actividad económica

En cuanto a la actividad comercial y en general terciaria, se fomentará en las calles de Infanta Isabel (calle de los bares), Calle Real y San Francisco.

Figura novedosa

El PEAHIS incorpora un documento denominado Memoria de Idoneidad Técnica (MIT), que se define como instrumento de análisis y evaluación particular de las incidencias e impactos de las intervenciones, obras o actividades a llevar en bienes protegidos dentro de su ámbito de actuación.

En opinión de la concejala “estas memorias van a agilizar bastante el trabajo porque lo que se pretende es adecuar y garantizar la conservación del patrimonio cultural de la ciudad en el momento en el que ese desarrollen proyectos de recuperación o restauración de algunos de los inmuebles con protección catalogados”.

Las deben tramitar los promotores antes de presentar los proyectos o bien junto a la solicitud de la licencia correspondiente en el Ayuntamiento.

EL PLAN ESPECIAL DE ÁREAS HISTÓRICAS EN CIFRAS

  • 2.000 En total el PEAHIS ordena casi 2.000 hectáreas (1.943,33), lo que supone el 11,55% del término municipal de Segovia. Supone el 43% del suelo urbano consolidado de la ciudad.
  • 294 El núcleo central abarca casi 300 hectáreas, el 15,35% del total de la superficie sometida al plan especial. Incluye la totalidad del suelo urbano consolidado (1.833,254 metros cuadrados) y el suelo urbano no consolidado (53.954,50 metros cuadrados), así como 370.789 metros cuadrados en suelo urbanizable (el 12,61%) y 682.173,50 metros de suelo rústico (23,20%). Además del casco antiguo de la ciudad y el Acueducto, esta zona incluye el paraje del conjunto arbolado y alameda de la ciudad y los seis conjuntos históricos ya declarados: recinto amurallado, calles y plazas a lo largo del trazado urbano del Acueducto, las antiguas carreteras de Boceguillas (Vía Roma) y de San Ildefonso (Padre Claret) la plazuela de San Lorenzo, la plaza de Santa Eulalia y las vistas panorámicas desde Segovia.
  • 1.620 La corona exterior de la superficie afectada por el PEAHIS, 1.620 hectáreas, supone el 84,65% del total. La mayor parte, un 98,29%, está clasificada como suelo rústico protegido y el resto como suelo urbanizable.
  • 897 En el documento se han catalogado 897 inmuebles con distintos grados de protección; en 129 es integral (todo el edificio está protegido), en 223 es estructural (con protección de fachadas, cubiertas y estructura original) y 545 con protección ambiental (normalmente fachadas y elementos singulares del edificio, como escudos, etc.). En este sentido, hay que tener en cuenta que el PEAHIS ha catalogado 20 fachadas protegidas, 103 escudos, 209 espacios libres, 10 bienes culturales y 23 yacimientos arqueológicos. Su Catálogo tiene en total 1.262 fichas.
  • 1.546 El número final de viviendas estimado para todo el ámbito del plan es de 8.114, lo que supone un incremento de 1.546 respecto a las existentes en la actualidad. 200 están previstas en el interior del recinto amurallado ocupando espacios no construidos u ocupados ahora por otros edificios cuyo uso es otro, como la antigua sede del Instituto de la Seguridad Social (INSS) o el edificio de la Audiencia Provincial y de 4 juzgados, que quedará desocupado cuando se finalice el edificio que se construye en el barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia.
  • 5.320 A través de convenios urbanísticos –finalmente serán 13– el Ayuntamiento obtendrá 5.230,30 metros cuadrados de suelo destinado a espacio libre público y 1.542,47 metros cuadrados de suelo destinado a vía pública, así como el edificio del Molino de la Perla (para equipamiento público) y dos accesos al adarve de la Muralla, uno en la zona norte y otro en la Huerta del Seminario.