Publicidad

El Partido Popular ha obtenido únicamente el apoyo de los tres concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Segovia a su propuesta de modificar el presupuesto municipal, redifiniendo las partidas de cada una de las concejalías, y detraer 2,5 millones de euros para hacer frente “a las prioridades y necesidades generadas por la crisis sanitaria, económica y social provocada por la Covid-19”.

Sin embargo, la abstención del portavoz de Podemos-Equo, Guillermo San Juan en la votación, ha motivado un empate a doce entre el gobierno municipal de coalición PSOE-IU y los otros dos grupos de la oposición. Finalmente ha sido el voto de calidad de la alcaldesa, como presidenta del pleno, el que ha sentenciado un rechazo que incluye, además, la negativa de ambas fuerzas de la izquierda a crear una comisión municipal de reactivación económica integrada por todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento segoviano.

Esa comisión tendría por finalidad “elaborar y consensuar, junto con el apoyo de los técnicos”, la citada propuesta de modificación presupuestaria que permitiría “atender las necesidades actuales de la ciudad y sus vecinos”, a juicio de los populares.

El portavoz del PP, Pablo Pérez, se ha mostrado muy decepcionado, especialmente sobre la negativa a constituir esta comisión con cabida para todas los grupos políticos municipales “para algo tan bonito como reconstruir Segovia”, actitud que no ha dudado en calificar de “lamentable”.

El Grupo Popular entiende que el presupuesto del Ayuntamiento para esta año, aprobado en noviembre, no es válido para hacer frente a la nueva situación motivada por la pandemia de coronavirus.

La propuesta del PP iba dirigida a destinar esos 2,5 millones de euros a ayudas directas a las familias, pymes y autónomos de Segovia, según ha explicado Pérez en una sesión plenaria en la que ha admitido que tenía pocas esperanzas de obtener el visto bueno de los concejales del gobierno municipal “porque en 17 años no han sido capaces de adaptar el presupuesto a las necesidades de la ciudad”.

Aunque el PP no había incluido en la moción una propuesta concreta de las partidas del presupuesto de las que detraer esa cantidad, su portavoz sí ha indicado algunas posibilidades al pleno, tras analizar el estado de ejecución del presupuesto municipal en los últimos años. Ha apuntado, por ejemplo, a la partida de Personal o a la de adquisición de Bienes y Servicios, así como el aplazamiento durante seis meses de inversiones como la del ascensor que unirá los barrios de San José y El Palo-Mirasierra.

Posiciones de los grupos

Desde el equipo de Gobierno, el portavoz socialista, Jesús García Zamora y el de IU, Ángel Galindo, han replicado que los populares presentaban “una moción incompleta, en la que no dice de dónde va a retraer las partidas”, en palabras del segundo, mientras el primero, además de señalar “falta de rigor” en la propuesta, ha recordado que ya se han aprobado más de 20 modificaciones presupuestarias, sin contar las realizadas por decreto de la alcaldesa “durante los peores días de la crisis sanitaria”.

En cuanto a la comisión solicitada por los populares, García-Zamora les invita a hacer las propuestas en las reuniones de la Junta de Portavoces que se celebran los lunes.

La portavoz de Cs, Noemí Otero, ha apoyado sin fisuras la moción del PP porque dice que está en la línea de las iniciativas de la formación naranja presentadas por escrito el 18 de marzo y el 21 de abril. Ha insistido, además, en la necesidad de un plan integral, con una visión global que recoja actuaciones concretas en diferentes ámbitos del municipio, contraponiendo la gestión municipal a la de la Diputación donde, a su juicio, hay un trabajo conjunto entre el gobierno de la institución provincial y la oposición.

San Juan, de Podemos, aunque se muestra partidario de “reorientar” algunas partidas del presupuesto municipal, rechaza la creación de una comisión de reconstrucción y aboga por un observatorio más amplio que integre, además de a las formaciones políticas, a los agentes sociales, asociaciones de vecinos, etc.

Unanimidad con reproches

Pocas veces se aprueba por unanimidad una moción en el Ayuntamiento de Segovia después de un debate bronco y enredado en las diferencias entre políticas nacionales de cada partido como el que se ha producido esta mañana en torno a una moción de Ciudadanos.

La propuesta consistía en pedir al Gobierno nacional que deje sin efecto la regla de gasto y las exigencias de estabilidad presupuestaria de las leyes aprobadas por el que fuera ministro de Hacienda del PP Cristóbal Montoro, así como que el Consistorio pueda destinar los remanentes acumulados de años anteriores para ayudar a la economía local, tanto de las familias como de las empresas.

Finalmente, la idea inicial ha sido modificada, a instancias del portavoz socialista y concejal de Hacienda, Jesús García Zamora, con intervención extra de la alcaldesa, Clara Luquero, en el sentido de incorporar la propuesta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) al Gobierno de España en términos similares pero ‘borrar’ del texto de la formación naranja la alusión a una eventual maniobra del Ejecutivo de Pedro Sánchez para “sustraer” el superávit de las entidades locales.

Una hora de debate para llegar a la conclusión de que todos están de acuerdo merecería imponer penitencia a los ediles, como visualizar las 5 horas del pleno, y además en ayunas.

PODEMOS LAMENTA “LA FALTA DE VISIÓN A MEDIO Y LARGO PLAZO”

Aunque el Grupo Municipal de Podemos-Equo ha conseguido que se aprobara la moción que ha presentado en el pleno ordinario de este mes de mayo, lo hizo únicamente con el apoyo de los tres concejales de Ciudadanos, por lo que la abstención del resto de formaciones políticas: PP y sobre todo las dos del gobierno municipal, PSOE e IU, no ofrece muchas garantías de ejecución.

Eso ha llevado a su portavoz, Guillermo San Juan, a lamentar lo que considera “falta de visión a medio y largo plazo” del equipo de Gobierno que lidera la alcaldesa Clara Luquero.

El concejal de la formación morada ha recordado que la acción ante la crisis generada por el coronavirus “no puede limitarse a potenciar las ayudas sociales, es necesario también prevenir situaciones críticas de necesidad social, y la mejor manera de hacer esto es ayudar a nuestro tejido productivo”.

San Juan ha afirmado que “nuestra ciudad tiene que estar por encima de cumplir con dogmas del pasado como la regla de gasto. Si la decisión a tomar es elegir entre cumplir con la Ley Montoro, que asfixia a las entidades locales y no responde a la realidad de nuestro país, o atender las necesidades de Segovia, nosotros elegimos Segovia”.

El portavoz socialista, Jesús García Zamora, ha señalado que podía estar a favor de las propuestas de la moción de Podemos-Equo salvo en las relativas a medidas impositivas.

Entre otras medidas, la moción insta a bonificar con hasta un 90% impuestos y tasas municipales relacionadas con reformas y adaptaciones y ayudar a las pymes que reorienten su negocio al consumo local.