Javier Izquierdo Jaime Guerrero WEB
Andrés Ortega (FES), el delegado Javier Izquierdo, Pedro Palomo (Cámara de Comercio) y la subdelegada del Gobierno Lirio Martín. / JAIME GUERRERO

El Gobierno de España parece empeñado en ofrecer a todos los sectores económicos y sociales el acceso a las posibilidades que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que pondrá en marcha con la llegada de los Fondos Europeos Next Generation, que dejará en España cerca de 140 .000 millones de euros en los próximos seis años entre ayudas directas y préstamos.

Así, el delegado del Gobierno en Castilla y León Javier Izquierdo se desplazó ayer a Segovia para dar cuenta a los representantes de la Cámara de Comercio y la Federación Empresarial Segoviana (FES) de las principales características de la gestión de los fondos europeos en un encuentro que tuvo lugar en la sede de la Subdelegación del Gobierno.

Izquierdo señaló que el Plan está avanzando según los plazos previstos y los recursos están llegando, fruto del esfuerzo realizado por el Gobierno central para cumplir las exigencias de la UE aprobando el Plan de Recuperación, lo que ha permitido que España ya haya recibido los primeros 9.000 millones destinados al país.

En este sentido, recordó que el presidente del Gobierno avanzó el pasado viernes en Salamanca, durante la celebración de la Conferencia de Presidentes, que las CCAA recibirán este año 10.500 millones de euros, el 55% del total, y en la Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación celebrada el pasado lunes, la ministra de Hacienda explicó que las comunidades ya han recibido el adelanto de 7.250 millones, de modo que ya hay parte de fondos asignados y la Junta de Castilla y León y el resto de gobiernos regionales pueden empezar a lanzar convocatorias de ayudas a proyectos.

Estamos en un momento”, señaló Izquierdo, “en que, si nos comparamos con cómo estábamos el año pasado, tenemos que felicitarnos, porque el futuro es esperanzador, no sólo por la situación sanitaria, el ágil ritmo de vacunación, sino porque estamos en el momento de despliegue de un Plan, ya aprobado por el ECOFIN, que permitirá a España acceder a 140.000 millones de euros, de los que las ayudas directas se ejecutarán en los primeros años de los 6 de su recorrido previsto”.

Este plan es un plan de país, que pretende recuperar la economía del golpe sufrido a consecuencia de la pandemia y modernizar nuestra economía”, añadió. “Las cifras de paro y afiliación a la Seguridad Social ya hablan de claros signos de recuperación, son muy buenas noticias que invitan a la esperanza, al optimismo, pero sobre todo a un esfuerzo colectivo que no se entiende sin la colaboración público-privada, de la que forma parte esta reunión”. El delegado se mostró a total disposición de la Cámara y la FESpara que en los próximos meses y años seamos capaces de sacar el máximo partido a estos fondos en Segovia, en Castilla y León y en el resto de España”, concluyó.

Por su parte, los representantes empresariales de la provincia pusieron el acento en la importancia de agilizar la habilitación de los fondos y la aprobación de los proyectos vinculados a su financiación, con el fin de que la maquinaria económica se resienta lo menos posible de los efectos de la pandemia y pueda consolidar la incipiente recuperación apuntada en el primer semestre de este año.

Ayudas

De este modo, Pedro Palomo, presidente de la Cámara de Comercio, precisó la necesidad de que los fondos se canalicen a través de las pymes para modernizar sus estructuras, y señaló las dificultades añadidas para las empresas, derivadas del incremento del precio de las materias primas y de la energía, lo que hace que pierdan competitividad en los mercados exteriores.

Por su parte, Andrés Ortega recordó los proyectos impulsados por la FES susceptibles de financiación europea, tales como la creación de un ‘puerto seco’ de transporte en el futuro área industrial de Prado del Hoyo, y aseguró que los fondos europeos son “una oportunidad única” para consolidar la recuperación económica, pero indicó que el tejido empresarial “sigue sufriendo” por las consecuencias de la pandemia.