Publicidad

Las bajas temperaturas y la alerta amarilla por riesgo de nevadas marcan el inicio de la jornada electoral, en la que más de 119.000 segovianos están llamados a las urnas para elegir a los tres diputados y cuatro senadores que representarán a la provincia en las Cortes Generales.

A las nueve de la mañana, las 319 mesas electorales abrieron sus puertas tras ser constituidas, sin que se produjeran incidencias significativas, según informó la subdelegada del Gobierno Lirio Martín. Sólo hubo que destacar la reposición de papeletas de voto de algunos partidos minoritarios en algunas mesas de la capital, así como los problemas para conectar con el representante del Gobierno en Samboal por problemas en la conexión de telefonía móvil que fueron finalmente resueltos sin problemas.

De igual modo, la Junta Electoral ha tramitado la solicitud de un agente de la Policía Nacional destinado en estos días a reforzar la seguridad en Cataluña para ejercer su derecho a voto en un pueblo de Segovia, en cumplimiento de la resolución del Tribunal Supremo que pide que se facilite el voto a los policías destinados en esta comunidad.

Los principales candidatos de los partidos políticos votaron a lo largo de la mañana en sus respectivas circunscripciones electorales. Los candidatos del PP al Congreso y Senado Jesús Postigo y Paloma Sanz votaron en la Escuela de Informática y en el CEIP Diego de Colmenares, mientras que los socialistas José Luis Aceves y Ana Agudíez lo hicieron en Coca y Cabezuela respectivamente.  Por su parte, el candidato de Ciudadanos al Congreso Eduardo Calvo se estrenó como votante en el censo de Segovia en el Instituto Andrés Laguna

Todos ellos coincidieron en subrayar la importancia de esta jornada electoral y animaron a los ciudadanos a acercarse a las urnas para votar.