El dispositivo de vialidad invernal de la Diputación retira la acumulación de nieve en El Espinar. / E.A

Tras las intensas nevadas propiciadas por el temporal ‘Filomena’ en la provincia de Segovia desde el pasado viernes, el estado de las carreteras continúa mejorando, aunque la mayor parte del territorio segoviano se encuentra en aviso rojo, el nivel extremo de riesgo, por mínimas de 16 grados bajo cero en el Sistema Central y en áreas de la meseta, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Algunos viales permanecen cerrados al tráfico por nieve como la SG-112, de Riofrío de Riaza al límite de la Comunidad de Castilla-La Mancha, del kilómetro 5,4 al 12,5; y la SG-612, de Navafría al límite con la Comunidad de Madrid, del 1 al 12, según indica el departamento de Vialidad de la Junta de Castilla y León.

Además, la Diputación de Segovia informó en la tarde de este lunes que fue cortada la SG-V-2231 entre Cuéllar y Olombrada por ventisqueros; y tramos en la SG-V-2135, de Adrados a Olombrada y de Olombrada a Campaspero, y en la SG-V-2134, de Moraleja de Cuéllar a Campaspero. Por otro lado, la SG-P-3211, entre Jemenuño y Sanchidrián, quedó abierta al tráfico. Las autoridades recomiendan circular con precaución por posibles placas de hielo.