Un momento del acto final de Carnaval. / Miguel Ángel Fernández

La tradicional batalla entre don Carnal y doña Cuaresma centró ayer el acto oficial del Miércoles de Ceniza con el que se pone el broche final al ciclo principal de los Carnavales.

Varios miembros de la corporación asistieron al Entierro de la Sardina, que partió desde la Plaza de San Martín hasta la hoguera de la Plaza Mayor, donde se representó el legendario combate de don Carnal y doña Cuaresma en un acto que estuvo dirigido por el director teatral Sergio Artero.

Por su parte, los miembros de las comparsas aprovecharon la hoguera para quemar sus simbólicas sardinas elaboradas con diferentes materiales.

Del programa municipal resta por celebrar solamente los actos previstos para el Domingo de Piñata que tendrá lugar el próximo día 26 de febrero. Este día se celebrará la fase final del Concurso de Coplas que servirá para determinar la ganadora. También se entregarán los demás premios a Comparsa Mejor Vestida, Más divertida y el nuevo premio al Mejor Atrezzo, así como Mejor Comparsa escolar y no escolar, y los galardones de los concursos infantiles de dibujo y disfraces.