cruz roja encuentro empresas 05 21
Presentación del encuentro que acogió a las representantes de varias instituciones.

La sociedad se encuentra embarcada en un mundo en constante cambio, con adelantos tecnológicos continuos que provocan transformaciones sociales evidentes. La pandemia, como no podría ser de otra manera, ha dejado una profunda cicatriz, un paréntesis en la actividad global de la que ahora el mundo quiere salir. No solo se busca regresar al punto donde se estaba, sino que muchos sectores abogan por aprovechar esta oportunidad y utilizarla para transformar los mercados y el empleo.

En esta tesitura, el XI Encuentro de Empresas organizado por Cruz Roja y bajo el título ‘Empleo verde y su impacto para la reconstrucción pos-Covid en Segovia’ puso de manifiesto la necesidad social y empresarial de crear un medio más sostenible que aminore el gasto energético.

El encuentro, dividido en cuatro actividades, quiso revelar la importancia de afrontar esta transformación con garantías, preparándose cuanto antes para un cambio que ya se está desarrollando.

El ciclo se inició con un encuentro entre representantes institucionales que debatieron sobre la nueva normalidad que vendrá tras la pandemia, así como el impulso que desde los distintos organismos públicos se está dando al empleo y la economía verde.

Esta presentación congregó a la presidente de Cruz Roja en Segovia, María Teresa Fuentetaja; la subdelegada del Gobierno en Segovia, María del Lirio Martín; la secretaria territorial de la Delegación de la Junta en Segovia, Ana Isabel Fuente; la concejala de Agenda Urbana y Fondos Europeos del Ayuntamiento de la capital, Fuencisla Yagüe; y la diputada delegada del Servicio de Asuntos Sociales de la Diputación provincial, Azucena Suárez.

Todas ellas destacaron que se está en un momento importante a la hora de abordar estos cambios, especialmente con la llegada de los cuantiosos fondos europeos que pretenden apoyar esta transformación dentro de la UE.

Tras esta primera presentación, llegó el turno de dos ponencias a cargo de María Peñahora García, consejera de la Oficina de la OIT para España, y de Valentín Alfaya, presidente del Grupo Español para el crecimiento verde y director de Sostenibilidad Ferrovial.

En la primera de ellas y que se desarrolló bajo el título ‘La transición ecológica y energética hacia el empleo verde y la economía sostenible’, María Peñahora remarcó la importancia de afrontar este periodo de cambios con garantías, adaptándose a un mundo en constante cambio. “Los empleos verdes se pueden crear en todos los países, tanto en áreas urbanos como rurales, en todos los sectores productivos y en los diferentes tipos de empresas”, remarcó sobre la necesidad de no quedar fuera de esta transformación que viene para quedarse.

Además, destacó el peligro de desaparición de las empresas incapaces de adaptarse a los cambios, ya que el ‘green deal’ va a suponer una “cuerda de salvamento” para las sociedades y empleos que mejor acojan las nuevas regulaciones, en especial en el plano energético.

En la segunda, titulada ‘Posibilidades de empleo y desarrollo económico que genera el empleo verde en Segovia’, Valentín Alfaya remarcó la importancia de implementar la idea de empleo verde entre el sector privado, ya que aunque siempre se relaciona con las instituciones, será este segmento el que tendrá que crear la mayoría de este tipo de trabajos. Además, destacó la “enorme cantidad de inversores” interesados en apostar por empresas con fuertes proyectos verdes.

En cuanto a los fondos europeos, Alfaya considera que estos buscan una “transformación” del modelo económico en vez de una simple “recuperación” de lo anterior, ya que se pretende “buscar una economía distinta”.

Por ello, apuesta por una plataforma verde que impulse e informe sobre estas cuestiones y remarque su importancia, posibilitando una formación que cree trabajo de larga duración y autoempleo.

Para terminar, se dispuso una ‘mesa de experiencias’ bajo la premisa ‘El empleo verde ya está aquí’. Esta fue moderada por el presidente de la FES, Andrés Ortega, que en una breve intervención destacó que los empleos verdes “no son el futuro, son el presente” y aclaró que muchas empresas ya están invirtiendo en proyectos relacionados con esta materia.

Ortega dio paso a César Hurtado, Plant Engineer de Drylock, que narró a los presentes los avances de su empresa en este apartado. En esta explicación, señaló que la planta segoviana es “CO2 neutral”, además de elegir proveedores ecológicos siempre que pueden y limitar el uso del plástico.

Acto seguido intervino Carlos Piñeiro, Ceo de PigChamp Pro Europa, que narró los avances ecológicos y sus ventajas para el sector ganadero, a la vez que lamentaban ser conceptuados todavía como un “sector poco atractivo”. Destacó el aumento de la calidad del trabajo y la producción gracias a la tecnología, que también ha conseguido grandes mejoras para conseguir una industria más ecológica.

La última de las participaciones corrió a cargo de Fernando de la Fuente, agricultor ecológico de Carbonero el Mayor y responsable del sector ecológico en la UCCL.

De la Fuente repasó su experiencia en el sector y la conversión ecológica de su explotación. “Hay que hacer las cosas bien, hay que ser tan profesional en la agricultura ecológica como en la agricultura tradicional”, consideró, al tiempo que precisó que pasar de uno a otro campo requiere “de un proceso”. Según detalló, todavía son muy pocos los agricultores ecológicos que viven por entero de esta disciplina en Segovia, apenas superan la decena y se lamentó del poco consumo de este tipo de producto en España.