Aliviaderos del embalse del Pontón Alto ayer sábado a las 13 horas. / NEREA LLORENTE

El embalse del Pontón Alto, que abastece de agua a la ciudad de Segovia, entre otras localidades, ha alcanzado su máxima capacidad de 7,2 hectómetros cúbicos y los aliviaderos están evacuando agua a gran velocidad, todo un espectáculo para muchos curiosos que se están acercando estos días hasta la presa.

Algunos ciudadanos han cuestionado el procedimiento de evacuación del agua, ya que entienden que no se han abierto las compuertas y aseguran que nunca antes habían visto así el embalse en esta época del año, a principios de noviembre.

Alertaban ayer sobre todo de que la previsión meteorológica era de continuidad de las precipitaciones de lluvia durante esa jornada y de que los aliviaderos superiores “no parecen suficiente”.

El nivel del río Eresma a la salida del embalse era de casi un metro de altura y el caudal de 7,68 metros cúbicos por segundo, según la CHD.