El viceconsejero de Emergencias y el delegado territorial con los militares en el Hospital General. /NEREA LLORENTE
Publicidad

Las gestiones realizadas por la Junta de Castilla y León ante el Ministerio de Defensa lograban que después de días de persistencia llegara ayer por la tarde la autorización para proceder a la instalación de un hospital de campaña en Segovia para aliviar la presión que tiene el Hospital General, ya al límite de su capacidad por la fuerte incidencia que está alcanzado el coronavirus.

El presidente de la Junta de  Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, manifestaba por la mañana en rueda de prensa que llevaba días “exigiendo, reclamando y pidiendo la ayuda del Ejército” y que con este fin había hablado con la ministra de Defensa, Margarita Robles. Ya por la tarde transmitía un tweet de agradecimiento al Ejército de Tierra que “se sitúa una vez más en la primera línea para servir a España”.“Quiero agradecer  al Regimiento de Ingenieros número 11 su despliegue para levantar un hospital de campaña en Segovia. Sois un orgullo para la Nación”, decía el presidente de Castilla y León haciendo referencia a efectivos de Salamanca.

De esta forma, la implicación de todas las distintas administraciones en la batalla conjunta contra la pandemia por coronavirus hace posible que hoy se empiece a instalar un hospital militar como extensión del Centro Asistencial de Segovia que ya ha alcanzado su capacidad máxima y ha ocupado hasta el salón de actos para instalar camas. El hospital de campaña tendrá más de un centenar camas.

Para poder agilizar el inicio de la operación, los ingenieros militares de Salamanca se quedaron ayer a dormir en la Academia de Artillería de Segovia con el objetivo de poner en marcha a primera hora de hoy jueves la logística necesaria para proceder al montaje del servicio sanitario.

Durante el jueves también estuvieron trabajando en Segovia sanitarios militares para conocer el plan de asistencia clínica que se da a los ingresados en el Hospital General y poder así adoptar los mejores mecanismos de apoyo y colaboración.

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia ha comunicado que en la mañana del miércoles, profesionales del Ministerio de Defensa procedentes de Madrid y Salamanca se desplazaron hasta el Hospital General de Segovia con “el  fin de valorar la situación y conocer las posibles ubicaciones que podría tener el hospital de campaña”.

Fruto de esos trabajos de inspección se ha tenido en cuenta, como la mejor ubicación, la zona del parking de empleados cercana a la salida del gimnasio de rehabilitación.

“En estos momentos —indicaba la Gerencia en un comunicado ayer a primera hora de la tarde—los profesionales del Ministerio de Defensa y la dirección del Hospital están trabajando juntos con el fin de avanzar hacia la mejor de las opciones posibles, teniendo en cuenta necesidades estructurales, de acceso y dotación del posible hospital de campaña”.

El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Junta de Castilla y León, José Luis Sanz Merino, también se desplazó a Segovia para seguir junto con el delegado territorial de la Junta, José Mazarías, y los mandos militares las inspecciones que se hacían sobre el terreno, midiendo espacios y comprobando canalizaciones y acometidas.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, ha indicado que la instalación que se montará en Segovia tendrá capacidad para 120 camas y cree que podrá levantarse en un tiempo de entre dos y cuatro días para que esté efectiva. Según ha indicado la subdelegada, los militares han estado estudiando diferentes posibles ubicaciones tanto dentro del Complejo Hospitalario, como en sus accesos  e incluso en otras zonas de la ciudad. Asegura que han visitado el pabellón Pedro Delgado, y estudiado las características de este polideportivo para ver si se adecuaban a las necesidades que se presentan ante la continua expansión de la infección el Covid-19 que se ha cobrado ya 34 vidas en el Hospital General y 23 en residencias de personas mayores y personas con discapacidad.

Otras  posibles ubicaciones

La subdelegada del Gobierno también explicó que el Obispado había ofrecido la Casa de Espiritualidad para albergar enfermos, como también lo habían hecho los hoteles Corregidor y Los Arcos.

Recuerda además la representante del Gobierno en la provincia de Segovia que el Centro de Inserción Social de la cárcel de Perogordo está a disposición de las autoridades sanitarias. El CIS del Centro Penitenciario de Segovia cuenta con 50 habitaciones individuales y se han desarrollado labores de mantenimiento para que desde el fin de semana pasado esté preparado para una posible utilización con fines sanitarios.

La presión en el Hospital General de Segovia crece día a día, la ampliación de espacios dedicados a la pandemia del coronavirus está al límite y, finalmente, el gerente de Asistencia Sanitaria de Segovia, Jorge Elízaga, comunicaba el martes que se había llegado al “nivel máximo” de ocupación.

El complejo sanitario cuenta ya con tres de sus plantas de hospitalización (segunda, tercera y cuarta) dedicadas completamente a pacientes con coronavirus, más de 200. Además, ha puesto a disposición también el área izquierda de la planta quinta, la planta de psiquiatría y el comedor ubicado en ella, al haber trasladado a los pacientes de esta unidad al Centro de Servicios Sociales ‘La Fuencisla’, dependiente de la Diputación Provincial. También se ha habilitado el gimnasio de rehabilitación, que está funcionando desde hace unos días y se ha acondicionando el salón de actos con el fin de poder poner camas allí.