El ‘efecto covid’ afloja y da paso a un periodo de reducida mortalidad

La provincia de Segovia suma 464 defunciones en el primer cuatrimestre de 2022, de las que solo el ocho por ciento tienen relación con el coronavirus

Tumbas y nichos del cementerio ‘Santo Ángel de la Guarda’, en la capital. / KAMARERO
Tumbas y nichos del cementerio ‘Santo Ángel de la Guarda’, en la capital. / KAMARERO

Tras más de dos años de pandemia, poco a poco se va retomando la calma. La sociedad no afronta ya las restricciones vividas en el pasado y va recuperando esa vida cotidiana que cortó de raíz la llegada del coronavirus, una ‘nueva normalidad’ que cada vez se parece más a la vieja tras un periodo lleno de desdichas.

El impacto de este patógeno es cada vez menor, y así lo confirman las estadísticas hospitalarias y de mortandad, que muestran como su peso se ha ido reduciendo paulatinamente.

Las terribles cifras de mortandad de 2020 de la provincia de Segovia han dado paso a un periodo más sosegado, donde los valores han ido reduciéndose poco a poco. Hasta tal punto han ido moderándose, que están rebajando ya los números de los años anteriores al covid.

Lo que antes copaba el coronavirus, ahora lo vuelven a copar las enfermedades y dolencias que antes de la llegada del patógeno se situaban como las principales causas de muerte de la provincia.

De manera similar a lo ocurrido en el resto de España, las dolencias del sistema circulatorio, los tumores y otras enfermedades del sistema respiratorio poco a poco vuelven a las primeras posiciones como principales causas de muerte en la provincia de Segovia.

La llegada de 2022 ha mantenido esta tendencia bajista respecto al número de defunciones, una evolución que ha permitido al primer cuatrimestre contabilizar los datos de mortalidad más reducidos de los últimos años.

De esta forma, la provincia de Segovia ha contabilizado en este arranque de año un total de 464 muertes, una cifra que reduce en 34 defunciones los registros de 2021, un siete por ciento menos. Estas estadísticas ofrecidas por la Junta de Castilla y León integra el total de decesos ocurridos en la provincia, englobando todas las enfermedades y dolencias.

Aunque no se puede asegurar que esta tendencia bajista se vaya a mantener durante el resto del año, lo cierto es que sí hay posibilidades de que estas cifras reducidas se dilaten en el tiempo hasta que vuelvan a estabilizarse.

 

Grafico 2 1 web
Cifra total de fallecidos en el primer cuatrimestre por año.

Buenos datos, que sin embargo cuentan con una cara amarga. Aunque a priori parece que no tienen relación, la reducción de este último periodo está de alguna forma ligada a los terribles datos que se obtuvieron durante 2020.

La pandemia ha provocado un desplazamiento de las muertes de la población vulnerable, aglutinando el número de defunciones en un determinando lapso de tiempo y relajando la cifra de los parciales posteriores. De forma clara y concisa: buena parte de las personas que por sus cuadros clínicos tenían corta esperanza de vida murieron como consecuencia de la pandemia en un espacio temporal concreto (principalmente durante el primer año de pandemia), por lo que los meses posteriores, que hubieran acogido esas muertes, ven sus cifras decaer.

En cuanto a las muertes relacionadas con el covid-19 en el primer cuatrimestre, Sanidad ha remitido 38 defunciones relacionadas con la enfermedad, lo que supone que solo ocho de cada cien decesos ocurridos en la provincia estuvieron relacionados con el coronavirus.

Aunque todavía suponen un porcentaje relativamente alto, lo cierto es que su trascendencia va perdiendo fuelle. Desde su llegada, ha dejado muertes en todos los sectores, pero bien es sabido que la mayor parte de sus víctimas se concentran en los tramos etarios más mayores, franjas de población que cuentan con muchas patologías previas que complican la enfermedad.

Los buenos datos no tienen que hacer olvidar que el coronavirus sigue en la calle. Por tanto, a pesar de su menor impacto, es importante seguir siendo prudentes.

El Hospital General presenta unos datos de ingresos por covid-19 muy moderados. / KAMARERO
El Hospital General presenta unos datos de ingresos por covid-19 muy moderados. / KAMARERO

Sanidad contabiliza 44 muertes relacionadas con el coronavirus en 2022 en la provincia

Como ya se ha señalado en la información principal, los primeros meses del 2022 muestran menos muertes relacionadas con el covid que en los inicios de los dos años anteriores.
Si se atiende a las cifras oficiales facilitadas por Sanidad, en la provincia de Segovia han muerto 44 personas con covid-19 confirmado en 2022. La sexta ola de coronavirus ha dejado muchas muertes, siendo más mortífera que sus dos olas previas.

Curiosamente, las peores cifras de muertes con covid confirmado de las tres últimas anualidades se centran en los primeros meses del año. De esta forma, en 2020, año de inicio de la pandemia, se concentraron en marzo y abril de la mano de la primera ola. En el caso de 2021, la tercera ola fue la encargada de dejar gran cantidad de defunciones, mientras en el presente año la culpable del repunte de la mortandad fue achacable a la sexta.

Como se puede ver en el gráfico que acompaña al texto, el mes que contabilizó más muertes relacionadas con el covid-19 fue enero, sumando un total de 21. Esta cifra es la más alta obtenida por la provincia desde febrero del año anterior.

Aunque febrero rebajó esos datos, acabando con nueve, también es de los peores periodos de la serie, situándose como el cuarto peor mes desde la llegada de 2021.

De marzo y abril se esperaba buenos datos, que no llegaron, con cuatro decesos con covid-19 confirmado cada mensualidad. Aunque rebajaban los datos de sus meses previos, no consiguieron llegar a las bajas cifras que se obtuvieron en el último cuatrimestre del año 2021, cuando se contabilizaron ocho fallecimientos en todo el periodo.

Perspectivas que empeoró inesperadamente mayo, que a la espera de saber si en los últimos días del mes ha sumado alguna más, ya contabiliza seis.

Muertes ligadas al covid notificadas por Sanidad en la provincia.
Muertes ligadas al covid notificadas por Sanidad en la provincia.

Viendo lo acontecido en mayo, es muy complicado realizar una predicción sobre lo que va a ocurrir en junio. Si se atiende a los registros de años anteriores, el sexto mes del año siempre ha rebajado los datos de mayo, por lo que en principio lo esperable es que siga esta tendencia.

Además, el presente ofrece unas perspectivas moderadamente optimistas: la situación del Hospital General se presenta tranquila, el coronavirus parece que golpea con menos dureza las residencias de mayores y la incidencia de la provincia muestra una clara tendencia a la baja. ¿Buenas perspectivas? Sí, pero estos más de dos años han enseñado por las malas lo que hace el coronavirus con las buenas previsiones.