La Oración en el Huerto. / KAMARERO
La Oración en el Huerto. / KAMARERO

El Ecce Homo de José Rius no saldrá en procesión en la de Segovia 2024. La imagen presenta «patologías estructurales internas», según explicó este miércoles la Delegación de Patrimonio del Obispado de Segovia a través de un comunicado, y la decisión de que la ilustración de Rius no procesione se debe a que «no sufra daños irreversibles».

Desde la Cofradía de la Virgen del Rosario, San Lorenzo y ‘paso' La Oración en el Huerto lamentan no poder recibir esta imagen por «la ilusión generada entre cofrades y feligreses de la parroquia de San Lorenzo», pero entienden la decisión tomada por el Cabildo de la Catedral para preservarla en perfectas condiciones como parte del patrimonio de la Diócesis.

El pasado mes de abril, la Cofradía solicitó al Cabildo de la Catedral, la cesión de la imagen del Ecce Homo, que se encuentra en la capilla de San Ildefonso en la seo segoviana, para que saliera en procesión junto al paso de La Oración en el Huerto, obras ambas del imaginero de la escuela catalana José Rius y dos de las imágenes que encargó en 1907 el Obispo Miranda y Bistuer para la procesión de los pasos, saliendo por primera vez por las calles de Segovia en el año 1907. En septiembre recibieron la autorización por parte del Cabildo de la Catedral, un permiso que contaba con el visto bueno de las autoridades eclesiásticas.

A finales de octubre, la Delegación de Patrimonio emitió un informe a la Catedral en el que se especificaban las patologías de la talla, y los riesgos que podría sufrir, en caso de procesionar. Dicho informe iba acompañado de otro, emitido por una restauradora independiente y con experiencia acreditada, que formuló las mismas patologías y confirmó el alto riesgo de procesionar con esta imagen.

Con estos informes, posteriormente la Catedral de Segovia retiró la concesión de la autorización a la parroquia y la Cofradía de la Virgen del Rosario y ‘paso' de La Oración en el Huerto de San Lorenzo. La Delegación de Patrimonio lamenta que «la ilusión de los cofrades haya quedado defraudada».