Jimena Tabanera, mostrando en su móvil el logotipo que representa el sentimiento de pesar de los segovianos. / E. A
Publicidad

La joven segoviana de 25 años, Jimena Tabanera Arévalo, que estudió Ilustración en la Casa de los Picos y  Diseño Gráfico en la Escuela Superior de Diseño de Madrid, es la autora de la imagen que se ha hecho viral por las redes sociales acompañada del hastag #segoviallora, que proyecta la impotencia que sintió al no poder ayudar a reparar el daño del incendio que ha arrasado más de 400 hectáreas de la Sierra de Guadarrama, en el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso.

El diseño lo conforman unas lenguas de fuego en la parte superior del Acueducto, pintado de color azul de cuyos pilares se desprenden dos lágrimas en representación de la tristeza e indignación de todos los ciudadanos ante tal tragedia ambiental.

A través de mensajes de Twitter y Facebook se expresó la frustración y la solidaridad con la causa tratando de aliviar momentáneamente la preocupación que sentían por la intencionalidad del incendio y la gran pérdida que esto suponía.

La autora de la imagen asegura que pensó, sin ánimo de lucro, en un diseño que no quiso firmar, ya que consiste en una mera representación del dolor y la impotencia que sintió ante tal devastadora noticia. Además, pudo ver las llamas con sus propios ojos mientras se producía el incendio, lo que le motivó a realizar la ilustración en señal de protesta.

Jimena previamente había diseñado otros proyectos como ‘Romances y Juglares’ con los que ganó algunos concursos; pero afirma que nunca había tenido tanta repercusión en las redes sociales ya que las otras ilustraciones estaban dirigidas a la Diputación o al Ayuntamiento y que, esta última tiene una gran carga mediática e impacto social. “Ha sido un auténtico boom social bastante inesperado; lo publiqué en mi Facebook y posteriormente en una página a la que sigo y, cuando quise darme cuenta, se estaba difundiendo por toda Segovia”.

Ella es consciente de que a pesar de haber preferido mantenerse en el anonimato, la publicación de este diseño le ha otorgado un gran reconocimiento que, seguramente, le beneficie en su carrera profesional. Por ello, está construyendo una página web de manera que dé visibilidad a su nombre cada vez más reverberado en las consternadas calles segovianas.