Diablillo de Segovia, en la calle San Juan. / KAMARERO
Diablillo de Segovia, en la calle San Juan. / KAMARERO

La escultura del diablillo de Segovia, obra de José Antonio Abella que representa la leyenda del Acueducto, actualmente ubicada en la parte superior de la calle San Juan, cambiará de sitio y se trasladará a la plaza de Día Sanz. La intención del Ayuntamiento de la capital es desplazar esta estatua por motivos de seguridad y evitar así riesgos de posibles desprendimientos hacia el paseo de Santo Domingo.

En los Presupuestos municipales de 2024 se incluye una partida de 15.000 euros para las correspondientes intervenciones del traslado de la escultura del diablillo. La actual ubicación lleva cinco años y desde el equipo de Gobierno abogan por el cambio a Día Sanz, un emplazamiento que consideran más seguro y sin riesgos.