Diego del Pozo (izquierda) y José Mazarías, durante la rueda de prensa. /E.A.
Diego del Pozo (izquierda) y José Mazarías, durante la rueda de prensa. /E.A.

El curso escolar 2021-2022 empieza en Segovia con 250 docentes más en toda la provincia. Este año serán 2.698 profesores (2.448 el pasado) los que impartirán clases en las diferentes enseñanzas, en una apuesta clara por la presencialidad y la seguridad, en el tercer año de pandemia. De ese número total, 2.485 son de centros públicos y 213 de concertados. El delegado territorial de la Junta, José Mazarías, presentó este martes en rueda de prensa, acompañado por el director provincial de Educación, Diego del Pozo, el presente curso, que se inicia con 23.862 alumnos de régimen general en las distintas etapas educativas. Son 200 alumnos más que el curso pasado, por lo que la matrícula en Segovia registra un ligero incremento del 0,85 por ciento. 20.325 escolares estudiarán en colegios públicos y 3.537 lo harán en concertados.

El delegado territorial insistió en que la seguridad seguirá como eje central de la organización de los centros. Por tanto, los criterios con los que la Consejería de Educación afronta este nuevo curso, continuarán siendo: “una apuesta clara y decidida por la presencialidad, e insistencia en las medidas preventivas y los protocolos anti covid, que se irán modulando en función de la evolución epidemiológica”, señaló.

En este sentido, el director provincial de Educación detalló los aspectos más concretos de este protocolo de seguridad elaborado por la Consejería de Educación para el desarrollo del curso. Entre otros, Diego del Pozo explicó que seguirán funcionando los equipos covid-colegio que, coordinados con el equipo covid de la Dirección Provincial de Educación, realizarán el seguimiento de los posibles positivos que se detecten en los centros. Además, se continuará con el uso de geles hidroalcohólicos y la ventilación apoyada por los 1.460 medidores de CO2 distribuidos en todas las aulas de la provincia. Se mantienen asimismo medidas como la distancia entre pupitres de 1,5 metros, el mantenimiento de los grupos burbuja en Infantil y Primero de Primaria, los refuerzos de personal y limpieza (23 limpiadores más), las entradas escalonadas o el uso de la mascarilla, que es obligatoria en todo el recinto para los escolares a partir de los 6 años.

Los escolares de segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial, así como los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria matriculados en centros de Primaria comenzaron sus clases el pasado viernes, 10 de septiembre. Por su parte, los institutos de Secundaria abrirán sus puertas hoy miércoles, 15 de septiembre, para acoger a los alumnos de ESO, Bachillerato ordinario y nocturno, y el segundo curso de los ciclos formativos de Grado Superior de Formación Profesional Inicial y los segundos cursos de los ciclos formativos de grado medio y superior de las enseñanzas profesionales de Artes Plásticas y Diseño. El 20 de septiembre se incorporan el resto de los estudiantes Formación Profesional y hasta el 13 de octubre continúa el calendario progresivo de entrada de alumnos en las distintas enseñanzas.

En este curso, la Junta mantiene abierta la escuela de Veganzones con 3 alumnos, el ratio mínimo que establece Castilla y León para mantener un colegio. Es el único dentro de la provincia con este número de alumnos. Los centros de Nieva, San Pedro de Gaíllos y Cerezo de Abajo que se encontraban en la misma situación en el curso pasado, han superado este año el umbral de los cuatro alumnos matriculados, mientras que cierran las aulas de Lastras de Cuéllar y Valseca por no tener la mínima matrícula suficiente. En cuanto al primero, el director provincial explicó que fueron los padres los que decidieron matricular a sus hijos en Fuentepelayo, a pesar de sumar el mínimo de 3 alumnos. En el caso de Valseca, el cierre ha sido obligatoria, al registrar tan solo 2 escolares.

Diego del Pozo quiso destacar asimismo el mantenimiento de la ESO Rural (Primero y Segundo de Educación Obligatoria) en el Centro Rural Agrupado Campos Castellanos, en Cantimpalos.

Más oferta en FP

Entre las novedades que se ponen en marcha en este curso, destaca la ampliación de la oferta de Formación Profesional en la provincia con cuatro nuevos ciclos: el Ciclo Formativo de Grado Superior de ‘Construcciones Metálicas’, que se imparte en el IES ‘La Albuera’ de Segovia; el Ciclo Formativo de Grado Superior ‘Ganadería y Asistencia en Sanidad Animal’ y el Ciclo Formativo de Grado Medio ‘Actividades Ecuestres’, ambos en la Escuela de Formación Agraria de Segovia; y el Ciclo Formativo de Grado Superior ‘Arte Textil’, que sustituye al antiguo Ciclo Formativo de Grado Medio ‘Tapices y Alfombras’ en la Escuela de Arte y Superior de Diseño ‘Casa de los Picos’ de Segovia. También en el ámbito de la Formación Profesional, se ponen en marcha dos cursos de especialización: ‘Panadería y Bollería Artesanales’, en el CIFP ‘Felipe VI’; y ‘Cultivos Celulares’, en el IES ‘Ezequiel González’ de la capital.

En cuanto a las enseñanzas de Régimen Especial, el Conservatorio Profesional de Música incorpora a su oferta este curso las Enseñanzas Elementales de Música en la especialidad de ‘Instrumentos de Púa’.

Por otro lado, la inversión realizada por la Consejería de Educación este verano en obras de reforma y mejora de los centros educativos de la provincia asciende a 1.448.560 euros para acometer actuaciones en 25 colegios e institutos de Segovia. A través del convenio de colaboración suscrito por la Consejería con la Diputación Provincial y los ayuntamientos para actuaciones en centros del medio rural, se acometen obras en 26 colegios de Infantil y Primaria de la provincia por un importe de 300.000 euros, de los que la Junta aporta 120.000 euros.

También hay que destacar que en este curso la Consejería de Educación ha incrementado en 150.000 euros más la partida económica destinada a la Dirección Provincial de Educación de Segovia para actuaciones en los colegios de la capital, una dotación extraordinaria en compensación por el gasto que supone la actuación en el talud de la zona de Las Lastras, junto al colegio ‘Carlos de Lecea’.

La inversión en obra nueva se concentra en el nuevo centro educativo del barrio de San Lorenzo, como ya anunció la consejera de Educación la hace unos días. Con una previsión de 6.650.000 euros para la nueva licitación de la construcción del edificio para ciclos de Formación Profesional y de 6.077.000 euros para edificar el instituto de Educación Secundaria.