Este emborrillado de la calle Taray se sustituirá por adoquín de granito sin modificar la rasante. / Kamarero
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha adjudicado las obras de reurbanización integral de las calles Luis Martín Marcos y Taray (en el tramo entre la plaza de Colmenares y el acceso al colegio Fray Juan de la Cruz) a la empresa Mestolaya por 104.727,34 euros (incluyendo IVA), por lo que el ahorro para las arcas municipales, tras el procedimiento de licitación al que concurrieron 13 empresas, supera ligeramente el 12%, lo que se traduce en 29.714 euros menos que el presupuesto base de licitación, que ascendía a 134.441 euros.

El acuerdo de adjudicación se produjo el jueves pasado en la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento que recibió la propuesta de la Mesa de Contratación municipal, en la que se informa de que Mestolaya ha realizado la oferta económicamente más ventajosa y, además, amplía el plazo de garantía de las obras en tres años, por lo que en total será de cuatro años.

Fuentes municipales confían en que las obras, que tienen un plazo de ejecución de cuatro meses desde la firma del contrato y del acta de comprobación de replanteo, comiencen este mismo mes de julio.

El expediente de inicio del procedimiento de contratación y la memoria justificativa se aprobaron el 4 de junio en la Junta de Gobierno Local y al día siguiente se publicó ya el anuncio en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

Las constructoras interesadas en el contrato pudieron presentar sus ofertas hasta el 25 de junio y la Mesa de Contratación acordó el pasado día 2 proponer a Mestolaya para ejecutar estos trabajos.

Adiós al emborrillado

El proyecto redactado por Serbal para esta reurbanización parte de la situación actual, indicando que se trata de calles estrechas en las que convive el tráfico peatonal y el de vehículos y, además, suponen un eje circulatorio del casco antiguo de la ciudad para el uso de residentes de la zona y para acceso a distintos edificios administrativos.

Debido al tráfico soportado y a las averías producidas en la red de abastecimiento ahora mismo presentan numerosos baches en el pavimento de emborrillado, lo que implica la actuación periódica de los servicios municipales de mantenimiento, con las consiguientes molestias a los residentes.

El proyecto de reurbanización incluye, además de la pavimentación, la renovación de redes de abastecimiento (ya que en la actualidad son de tubería de fibrocemento y la edad aproximada es de 30 años) y saneamiento, así como el alumbrado público y otros servicios.

Implica la demolición de la actual pavimentación de emborrillado, tanto en la calzada como en las aceras de la calle Taray y el de adoquín en la de Luis Martín Marcos. Posteriormente, se procederá a la instalación, en diferentes zanjas, de los distintos servicios, lo que exigirá un seguimiento arqueológico de los trabajos.

En la red de abastecimiento se utilizará tubería de polietileno de alta densidad de 16 atmósferas de presión y 110 milímetros de diámetro y en la de saneamiento en el tramo superior se instalará tubería de polietileno corrugado negro de distintos diámetros (315, 400 y 500 milímetros, según el tramo) pasa asegurar que las acometidas queden conectadas a un nuevo colector, ya que el actual ha perdido estanqueidad y puede originar hundimientos.

A continuación se repondrá el pavimento proyectado, a base de adoquines de granito en calzada y losas del mismo material en aceras.

El alumbrado público se renovará con lámparas LED y el cableado estará soterrado.