Concierto Ferias y Fiestas de Segovia
Junio abre un periodo de grandes celebraciones. / NEREA LLORENTE

Las previsiones para junio eran propicias: un mes tradicionalmente favorable, una evolución bajista y la presión asistencial en mínimos. Ninguna de estas variables han servido, y las malas cifras del sexto mes del año auguran un verano ‘movidito’.

Todas las estadísticas de junio en Segovia empeoran las registradas en mayo, incumpliendo las previsiones que auguraban una mejora de la situación epidemiológica. Han aumentado los contagios, subido las muertes y las cifras sanitarias han escalado hasta alcanzar cotas no vistas desde la sexta ola.

El caso del incremento de la incidencia es especialmente sangrante, siendo el peor junio de toda la serie a pesar de que en la actualidad la mayoría de casos leves quedan fuera de la estadística ofrecida por Sanidad. Ahora toca esperar, ya que este final de junio abre un periodo lleno de celebraciones especialmente propicio para la expansión del coronavirus.

La evolución semanal de junio ha sido mala, con una tendencia creciente muy marcada. La última ha dejado un total de 498 contagiados por covid, la cifra semanal más alta desde mediados de febrero, en plena sexta ola. Todo ello, con buena parte de los casos leves fuera de la estadística, conviene recordar de nuevo.

Si la evolución semanal es mala, la mensual tampoco invita al optimismo. Junio dejó en total 1.416 contagios por covid-19, el valor más alto desde febrero. Se trata del sexto peor periodo desde el inicio de 2021 en incidencia, solo superado por los meses que contabilizaron las grandes olas (tercera, quinta y sexta).

Junio sumó 211 contagios más que mayo, y multiplica por cuatro los registros de los meses anteriores a la sexta ola.

Los datos de incidencia no solo no son positivos, sino que parece cada vez más notorio que los registros altos se perpetúan, ya que en ningún momento de este año se ha logrado desescalar hasta niveles previos de la sexta ola. La convivencia con el virus parece que pasa por asumir como normales los abultados valores de contagios.

¿Y la mortandad? Pues con malos registros también. Los informes de junio han informado de ocho muertes relacionadas con el coronavirus, a la que se podría sumar una novena, la que remitió la última actualización del 1 de julio, con toda probabilidad ocurrida durante los últimos días de junio.

Las tendencias bajistas de positivos y muertes de finales de mayo hacían posible una mejoría en junio que finalmente no se ha dado, más bien al contrario, ya que los datos han empeorado. Se esperaba rebajar las seis defunciones ligadas al covid de mayo y acercarse a las cuatro de abril y marzo, pero lo cierto es que finalmente se ha aproximado a febrero, que contabilizó nueve.

El repunte de muertes es un hecho, registrándose un total de 52 defunciones notificadas en el primer semestre del año.

Por último, las cifras sanitarias también están al alza. Los ingresados con covid confirmado en el Hospital General de Segovia el 1 de junio eran 13, cifra que languidece frente a los 44 actuales, su número más alto desde principios de febrero.