Fragmentos del vídeo que protagonizan los más pequeños miembros de la agrupación coral. / El Adelantado
Publicidad

“No podemos salir de casa, pero eso no significa que no podamos… cantar”. Con estas palabras comienza el simpático vídeo que los niños y niñas que integran el coro de Primaria del colegio Maristas de Segovia protagonizan para, con la mayor de sus sonrisas, ayudar a que otros muchos segovianos puedan esbozar la suya en estos días de confinamiento.

Se trata de la iniciativa con la que los más pequeños de la agrupación Marista de Segovia han querido abrir “una ventana de esperanza, ilusión, optimismo y alegría” durante esta cuarentena. Para ello, han grabado – con la ayuda de sus padres y de sus móviles– la canción ‘Don’t worry, be happy’, lanzada y popularizada en 1988 por el cantante Bobby McFerrin, aunque múltiples veces versionada.

En este caso, los pequeños unen sus voces para, desde sus casas, en pijama o disfrazados, saltando sobre el sofá, tendidos sobre la cama o bailando desde el balcón, poner una nota de alegría y humor que anime a otros tantos niños y mayores y que, de paso, les ayude a ellos a pasar el largo tiempo en casa.

El vídeo, que se puede ver en el canal de Youtube de ‘Coro Maristas Segovia’, cuenta ya con casi 1.500 reproducciones.