Un miembro de Protección Civil participa en el despliegue de la Cabalgata de Reyes Magos. / Kamarero
Publicidad

Después de que en el mes de septiembre dimitiese la práctica totalidad de los voluntarios que integraban la Agrupación de Protección Civil de la capital, la Concejalía de Seguridad trata ahora de reconstruir el grupo y desde hace dos semanas mantiene abierta la inscripción a nuevos voluntarios. El objetivo del Consistorio es poder alcanzar los 25 o 30 miembros.

“En su día la Agrupación se constituyó con 15 personas y ahora queremos establecer unos mínimos más altos, porque lo conveniente es tener siempre el doble de lo que luego realmente es efectivo. Tenemos equipación como para 25 personas y nos gustaría poder contar con cerca de 30 voluntarios”, explica la concejala Raque de Frutos.

Para ello la inscripción permanecerá abierta de forma continua, permitiendo la creación de una bolsa de voluntarios, ya que “suelen producirse bajas y altas continuas por circunstancias personales”.

Una vez que concluya el año y pasen las festividades navideñas, se iniciará el proceso de selección de los primeros inscritos, a quienes se les explicará e instruirá acerca de las competencias que la Agrupación tiene en materia de apoyo logístico a los servicios de emergencias profesionales en situaciones concretas.

Una de las metas que se plantea la Concejalía en esta segunda etapa del grupo de Protección Civil es que sus miembros reciban formación específica en el socorro del patrimonio. “En esta ciudad, que es Patrimonio de la Humanidad, es importante que los voluntarios se formen en el auxilio al patrimonio histórico ante situaciones de catástrofe, como se han producido en otros lugares como en el incendio de Notre Dame o en las inundaciones de Venecia”, asegura De Frutos.