Acceso al aparcamiento público Ezequiel González, en el sótano de la Estación de Autobuses. / Kamarero
Publicidad

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Segovia ha aprobado una modificación presupuestaria por importe de casi 96.000 euros, partida que se destinará a distintas mejoras en el aparcamiento público Ezequiel González, situado en el sótano de la Estación de Autobuses y que también opera como depósito de los vehículos retirados por el servicio de grúa.

La cantidad más elevada, 54.579 euros, tiene por finalidad dotar a esta instalación municipal de un sistema automático de gestión, pero también hay otras dos, ambas por encima de los 14.000 euros, para un sistema de videovigilancia y para obras de acceso peatonal al parking.

El resto se reparten entre el servicio de mantenimiento del sistema automático de gestión (2.860 euros), el mantenimiento general del parking (7.720) y las primas de seguros (2.039).

El alcalde accidenta, Jesús García Zamora, ha recordado que son inversiones “que se tienen que hacer porque se trata de instalaciones municipales que tienen que adecuarse a las necesidades actuales”.

En este sentido, ha recordado que el contrato con la actual concesionaria del servicio de gestión del aparcamiento está vencido “y no se tardará mucho en actuar conforme la norma dicta para que la empresa deje de prestarlo”.

Asimismo, ha comentado que, el pleno del pasado mes de julio desechó la gestión pública pero independientemente de esa decisión, “la norma exige que se haga una gestión lo más eficiente posible y que se tengan en cuenta todas las cuestiones tecnológicas que se han producido desde la última adjudicación, hace quince años”.

El rechazo a la remunicipalización, tal y como la había planteado el equipo de gobierno, se produjo por el voto en contra de PP, Cs y Podemos, que esgrimían que supondría la pérdida de seis empleos, los que mantiene la concesionaria.

“No es una opción, es una obligación legal aplicar estas tecnologías –sostiene García Zamora– y desgraciadamente conllevan que exista cierta destrucción de este tipo de empleo y, sin embargo, genera empleo de otras características”.

El alcalde accidental ha recordado que aparcamientos públicos como el de la estación del AVE o el de la UVa, así como otros de gestión privada, están completamente automatizados.