Integrantes del nuevo Consejo Diocesano de Pastoral, constituido el pasado sábado, 23 de noviembre. / EL ADELANTADO
Publicidad

El Consejo Diocesano de Pastoral ha renovado más de la mitad de sus miembros en la reunión celebrada el pasado sábado, día 23 de noviembre, en la que se constituyó el nuevo órgano de participación y consulta que actuará durante cuatro años.

El Obispado de Segovia indica en una nota de prensa que “el Consejo representa la pluralidad de la Iglesia de Segovia y su realidad territorial”. Así, además del Obispo y de algunos de los vicarios como miembros natos en función de su cargo, está formado por sacerdotes, consagrados y laicos. Destaca la presencia de laicos, que alcanza a casi las dos terceras partes del nuevo equipo.

En el Consejo, están representados de una “manera proporcional” todos los arciprestazgos y se intenta que tengan cabida todas las sensibilidades y carismas, entendiendo que “la Iglesia siempre es diversa en sus miembros y en sus acciones”, señala el Obispado.

Los consejos pastorales, cuya creación emana del impulso renovador del Concilio Vaticano II, son uno de los medios de participación y de corresponsabilidad más importantes en la Iglesia, en especial para los seglares. Al Consejo diocesano, como órgano consultivo que es, le corresponde estudiar y valorar lo que se refiere a las actividades pastorales de la diócesis y sugerir conclusiones prácticas sobre ellas.

En Segovia, el Consejo compartirá los problemas que atañen a la iglesia local, como la escasez de clero, la sangría de la España vaciada o el cambio de modelo social, tratando de dar respuesta y proponiendo iniciativas que ayuden a caminar en la misión de la evangelización y del servicio a la sociedad.

El Obispado asegura que a todo esto ayudarán, las fortalezas de la Iglesia segoviana, como son la presencia en todos los pueblos y barrios de nuestras ciudades y el compromiso de cuantos la integran, tanto sacerdotes, como religiosos y laicos.