El líder de los populares, Pablo Pérez, interviene en el pleno de este viernes. / Kamarero
Publicidad

Segovia quiere avanzar en la cardioseguridad de sus vecinos. Es el objetivo de los grupos municipales y la principal conclusión que se puede sacar de la unanimidad con la que el Partido Popular consiguió que se aprobara la moción que presentó en el pleno de este viernes para la elaboración y promoción de un mapa de los desfibriladores que existen en la ciudad, para facilitar el rápido acceso de los ciudadanos a estos aparatos en caso de emergencia.

La propuesta popular contempla, además de seguir avanzando en la cardioprotección de todas las dependencias municipales, la redacción de un plano actualizado de la ubicación de los 36 desfibriladores que hay en los edificios públicos de la ciudad, para que pueda ser consultado en cada una de las marquesinas y postes de autobús que abundan en Segovia; así como la posibilidad de que algunos de estos aparatos sean accesibles durante las 24 horas del día y se localicen en la vía pública –especialmente en el principal eje turístico de la ciudad–.

Una ambición que, no obstante, tuvo que ser matizada en el debate sobre el texto, ante las dudas del resto de grupos municipales respecto a si cualquier persona está capacitada para activar el dispositivo y qué responsabilidad le sería exigida en caso de un mal uso médico. Por lo que finalmente se someterá al estudio del Consejo de Salud de Segovia, para que este valore la conveniencia y, sobre todo, la seguridad médica y jurídica de la medida.