Reunión del Consejo Agrario de Segovia en la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León. / El Adelantado
Publicidad

El delegado territorial de la Junta, José Mazarías, ha presidido en la Delegación Territorial el Consejo Agrario Provincial de Segovia, que se ha reunido para tratar, entre otros asuntos, la propuesta de precios máximos y mínimos por hectárea que han de regir el aprovechamiento de pastos para el próximo año ganadero, del 1 de enero de 2020 al 31 de diciembre de 2020. El Consejo ha acordado mantener las mismas tarifas establecidas este año, de tal manera que, de acuerdo con la clasificación de los terrenos, permanece fijado en 21,23 euros el precio máximo y 14,12 euros el mínimo para la primera clase de pastos; 10,62 y 5,28 euros para la segunda categoría; y 3,15 y 2,33 euros para la tercera categoría.

En su primera reunión con las Organizaciones Agrarias (OPAS) de la provincia, el delegado territorial ha manifestado que “la coordinación y el trabajo con los sindicatos agrarios es esencial y la labor que se lleva a cabo desde este Consejo es de vital importancia en un territorio como el nuestro en el que la agricultura y la ganadería son pilares fundamentales de la economía provincial”.

El jefe del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería ha informado a los miembros del Consejo Agrario de las medidas que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha puesto en marcha para paliar los efectos de la sequía y otros efectos climatológicos adversos en la campaña agrícola 2018-2019. La primera, destinada a garantizar el suministro de agua a las explotaciones ganaderas en régimen extensivo y semiextensivo, dirigida a los titulares de explotaciones ganaderas y los gestores de pastos. Y la segunda línea de ayuda dirigida a dotar de liquidez a las explotaciones agrarias de Castilla y León, mediante la concesión de subvenciones de mínimos destinadas a la bonificación de intereses en préstamos preferenciales que suscriban los titulares de explotaciones agrarias de la Comunidad.

A estas ayudas de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, hay que añadir que, a partir del próximo 16 de octubre, se empezarán a pagar los anticipos autorizados del 70% de la PAC y del 85% de las ayudas agroambientales y de montaña, lo que supondrá adelantar en dos meses unos 220 millones de euros para aumentar la liquidez de los agricultores y ganaderos de Castilla y León.

Sanidad animal

En la reunión también se ha repasado la evolución favorable en Castilla y León de las prevalencias de las principales enfermedades incluidas en los programas de erradicación: tuberculosis y brucelosis bovina. La provincia de Segovia, en cuanto a tuberculosis, se encuentra ya con prevalencias inferiores al 1 %, en concreto entre el 0,2 % y el 0,5 %.