El profesor Carlos de Dueñas, autor de un libro sobre la historia de la Universidad Popular de Segovia, ha participado en la última jornada del congreso con una ponencia sobre su función social. / Nerea Llorente
Publicidad

La última jornada del Congreso Internacional ‘Educación, Cultura y Sociedad’ que se ha desarrollado desde el día 10 organizado por la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce con motivo del centenario de la creación de la Universidad Popular de Segovia, ha servido para reivindicar la función pasada y presente de las universidades populares y también para recalcar una vez más la relevancia de la entidad segoviana más allá de los límites provinciales durante la que se ha dado en llamar ‘Edad de Plata’, ese primer tercio del siglo XX en España.

Desde la organización, tanto el secretario de San Quirce, Javier García Hourcade, como el coordinador del congreso, el profesor José Luis Mora, se muestran encantados con el desarrollo del congreso. El primero dice que debe recibir una alta valoración porque “tango las ponencias cortas como las conferencia han sido excepcionales, empezando por la de la inauguración –a cargo de Javier Moreno Luzón– y en conjunto han tenido una altísima categoría tanto desde el punto de vista investigador como divulgativo”.

Además, indica que uno de los motivos para estar contentos ha sido una asistencia no vinculada ni a la entidad organizadora ni a la investigación: profesores, exprofesores y público en general “que nos dicen que están encantados con lo que se está presentando porque, aunque parezca mentira, una de los periodos más brillantes de la historia de Segovia fue aquel en el que se creó y desarrolló la Universidad Popular de Segovia y es todavía bastante desconocido entre los segovianos”.

De ahí que San Quirce haya apostado por este centenario y el congreso ha servido también para reivindicar un momento “como creo que no ha habido otro en la historia de Segovia”, según García Hourcade, en el que se produjo “una explosión cultural”.

Entre los intervinientes en la jornada de clausura, Alejandro Tiana Ferrer, secretario de Estado de Educación y Formación Profesional y exrector de la UNED, estaba invitado como experto investigador de las universidades populares. Antes de intervenir con una ponencia sobre ‘¿Por qué las Universidades Populares? De Francia a España’, explicó a El Adelantado que estas entidades educativas tienen en este momento claves diferentes a las de hace un siglo pero señaló que en el congreso han participado representantes de las actuales en ciudades como Tres Cantos o Palencia, “que sí aportan hoy” en un mundo cada vez más globalizado y tecnificado. En este sentido, añadió que “la inspiración, el sentido de la Universidad Popular de Segovia sigue vigente pero las modalidades de actuación han cambiado mucho”.

El profesor Carlos de Dueñas, autor de una de las tres publicaciones que San Quirce dará a conocer en noviembre sobre la Universidad Popular de Segovia, participó con una ponencia sobre su función social. Afirma que una de las consecuencias de todo ese movimiento pedagógico es la activa vida cultural de Segovia en los últimos años y destaca, como digna heredera, la labor que desempeña la Academia de San Quirce, “que en cierta medida mantiene los anhelos y aspiraciones”.

De Dueñas cree que puede ser un buen momento para reivindicar a los intelectuales que en esa etapa del siglo XX hicieron posible que su actividad tuviera relevancia más allá de los límites provinciales. Además de los más conocidos considera de justicia citar, entre otros, a Andrés León Maroto, Rubén Landa, Concha Alfaya, José Rodao, Julián María Otero, Marcelino Álvarez Cerón y Francisco Romero, director de la Universidad Popular, así como a Antonio Ballesteros, su secretario, este último por su relación con el director de la Residencia de Estudiantes, Alberto Jiménez Fraud, lo que facilitó la llegada a Segovia de relevantes personalidades de la época para dar conferencias.

Precisamente esta tarde estaba prevista la presencia de la actual directora de la Residencia de Estudiantes, Alicia Gómez-Navarro, para presentar en el congreso un libro que recoge la correspondencia inédita de Jiménez Fraud, entre otros con Ballesteros.