Un quirófano vacío en el Hospital General de Segovia. / EL ADELANTADO

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó este jueves una partida de 225.904 euros para el suministro, instalación y puesta en funcionamiento de 33 estaciones de equipamiento clínico, con monitores y PC de grado médico, destinadas a implementar la aplicación de mejora del proceso quirúrgico CIRUS en esta área del Complejo Asistencial de Segovia.

Con ello se pretende dotar al Complejo Asistencial de Segovia de equipos clínicos para todos los quirófanos, a través de estaciones de trabajo que incluyan monitores de grado médico donde poder realizar el registro constante de los datos que se requieren en la aplicación CIRUS, un nuevo programa informático para la gestión integral del acto quirúrgico que permite personalizar los procesos de cada hospital y controlar todas las fases y la trazabilidad del paciente.

‘CIRUS’ es una solución ya implantada en otros servicios de salud que ayuda a tener el proceso quirúrgico optimizado y bajo control, y que facilita el trabajo de los profesionales en el ámbito clínico y organizativo, pues permite optimizar recursos, aumentar la seguridad del paciente y mejorar la calidad asistencial. En este sentido, la solución permite minimizar las interrupciones y cancelaciones de las operaciones programadas, y maximizar así el rendimiento de los quirófanos.