Enrique Ruiz, en su establecimiento de la Calle Real ayer lunes. / Kamarero
Publicidad

Las dudas y las críticas por la complejidad del funcionamiento de los bonos comercio que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Segovia, de la mano de la recién creada Oficina municipal del Buen Comercio, siguen produciéndose cuando ayer lunes la iniciativa entró en una nueva fase en la que los segovianos mayores de 16 años, empadronados en el municipio, pudieron ya hacerse con este bono por valor de 10 euros que puede utilizarse hasta el 24 de septiembre, al menos inicialmente, siempre que las compras igualen o superen los 20 euros.

Desde Electricidad Ruiz, su propietario Enrique Ruiz señala que no es la manera de ayudar al comercio segoviano e incluso se plantea no continuar adelante, “a pesar de que fui uno de los primeros en sumarme y siempre he colaborado con el Ayuntamiento”.

Este empresario, que forma parte de la ACS (Agrupación de Comerciantes Segovianos) y de AUPA (la asociación de Autónomos Unidos para Actuar), asegura que ha comentado sus inquietudes con otros comerciantes de la Calle Real y ha llegado a la conclusión de que la gestión de los bonos “es muy complicada porque han cambiado los criterios hasta en tres ocasiones y ahora mismo no tengo claro que debo hacer con los bonos, los tickets de compra, etc.; creo que puede dar lugar a engaños y que una misma persona pueda utilizar el bono más de una vez, teniendo en cuenta que además el comerciante tiene que adelantar el dinero”.

“Estoy viendo que es más un gasto que una ayuda”, sostiene Ruiz.

Sin embargo, el presidente de la asociación Comerzio José Zorrilla, Roberto Manso, asegura que la trazabilidad de los bonos está garantizada para que no se puedan repetir compras con cada unidad, aunque sí admite que desde la asociación han tenido que hacer un esfuerzo, en contacto con la Concejalía de Desarrollo Económico y Empleo, para aclarar criterios y trasladar la información a sus asociados e indica que, en realidad, el proceso ha sido “bastante más sencillo de lo que parecía en un principio” a pesar de que algunos comerciantes han tenido que ir a los registros físicos municipales.

Aun así todavía tiene algunas dudas pendientes de resolver, por ejemplo si el comerciante tienen que conservar una copia de los tickets de compra.

Mucha expectación entre los segovianos no puede decirse que haya hasta el momento y ayer mismo el Grupo Municipal de Ciudadanos se sumó a las críticas que ha realizado el PP calificando también de “rotundo fracaso” –“absoluto fracaso” fueron las palabras del portavoz del PP, Pablo Pérez– la campaña de ‘Son compras y mucho más”.

Si Pérez hablaba la semana pasada de 43 negocios adheridos a la iniciativa de bonos comercio frente al centenar que maneja el gobierno municipal, la portavoz de la formación naranja, Noemí Otero, daba ayer la cifra de 51.

Por la tarde, la plataforma donde puede gestionarse el bono: www.soncomprasymuchomas.es incluía un listado de 56, en diferentes zonas de Segovia aunque sobresalen calles comerciales como José Zorrilla o la propia Calle Real y su entorno. Por actividades, las tiendas de moda (16 adheridas) se llevan la palma.