El comercio alerta del bajo índice de la actividad de su sector

La Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) critica la aún escasa movilidad y afluencia, lo que mantiene su índice de actividad muy bajo después de un año de cierres, limitaciones y restricciones

La Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) alerta sobre el bajo índice de actividad del sector comercio, lastrado por la reducida movilidad y la incertidumbre económica. El colectivo critica la aún escasa movilidad y afluencia, lo que mantiene su índice de actividad muy bajo después de un año de cierres, limitaciones y restricciones.

A ello, la organización empresarial suma la situación de precariedad e incertidumbre económica de muchos ciudadanos, muchos empresarios y muchos trabajadores, tanto los que han perdido el empleo como los que se mantienen en situación de ERTE, lo que restringe la capacidad de consumo y la confianza.

Asimismo, según apunta la ACS, se ha detectado “una clara intransigencia y falta de sensibilidad de determinados propietarios de locales comerciales a la hora de reducir o negociar el precio de los alquileres en esta situación de necesidad, además de la concentración del mercado de locales comerciales en pocos propietarios”.

“El notable incremento de la venta online y la falta de regulación durante esta pandemia, que provoca que redunde en perjuicio de las tiendas físicas, y la progresiva despoblación de determinadas zonas como el casco histórico, son otros factores que explican la preocupante situación del sector”, según la ACS.

Por ello, la organización ha insistido en la necesidad de que las administraciones sigan apoyando al sector y lo incrementen con ayudas directas, debido a que, según afirman, “las ciudades no pueden permitirse más desaparición de tejido comercial y por ende más impacto social negativo en su población y economía”.