Imagen exterior del colegio Fray Juan de la Cruz. /E. A.

Hablar del CEIP ‘Fray Juan de la Cruz’ es hablar de La Aneja, como se conoce a este centro educativo popularmente y como se ha llamado desde su nacimiento como centro de prácticas unido (anejo) a las Escuelas Normales encargadas de la formación de los futuros maestros. Así comienza la reseña histórica del colegio Fray Juan de la Cruz que esta semana celebra el cincuenta aniversario de su apertura como escuela Aneja.

Para la conmemoración hay preparada una fiesta que tendrá lugar el día 8 de junio, coincidiendo con la clausura de la Semana Cultural que está en desarrollo. Durante estos días, los escolares están realizando visitas a museos, participando en actividades medioambientales, deportivas y artesanales, así como asistiendo a las proyecciones del ya tradicional ciclo de cortometrajes. Para el viernes está organizada la Marcha Gotas para Níger para apoyar los programas de educación y agua de Unicef. En este caso en lugar de una carrera se ha organizado una marcha hasta la Alameda de La Fuencisla, para facilitar la participación de todos los alumnos.

Y llegará el sábado, día de fiesta en el colegio que cumple 50 años. Esa misma jornada, 8 de junio, se inaugurará el rocódromo habilitado en el porche entre patios, y los asistentes podrán visitar y fotografiarse en el aula histórica que ha sido reforzada con materiales del museo pedagógico ‘La última Escuela de Otones de Benjumea’.

Profesores y exprofesores de La Aneja revisarán la evolución del centro y compartirán recuerdos en el acto de apertura de la conmemoración que tendrá lugar en Magisterio. Después habrá pruebas y juegos para familias, paella popular, cuentacuentos, partidos, merienda y actuaciones musicales.