Más de un millar de personas se dieron cita en la merienda solidaria del Colegio Claret. / EL ADELANTADO
Publicidad

El colegio Claret se encuentra inmerso en su Semana Solidaria y buena muestra de ello fue la multitudinaria merienda del miércoles, en la que más de un millar de personas, entre alumnos, familias y amigos, se dieron cita en el patio principal del centro educativo.

Con su participación, los asistentes colaboraron en la recaudación de fondos para el proyecto ‘Tejedoras de Paz’ que la Fundación Proclade desarrolla en el municipio colombiano de Riosucio, perteneciente al departamento del Chocó, en el noroeste del país sudamericano, y que tiene a las mujeres indígenas y afrodescendientes de la zona como principales protagonistas.

Los escolares más pequeños del centro pudieron disfrutar de una agradable tarde plagada de juegos y diversión en la que compartieron espacio con sus compañeros de cursos superiores para redondear una jornada festiva.

Asimismo, los alumnos de primer curso de Bachillerato dedicaron el día de ayer a realizar labores de voluntariado en diferentes organizaciones segovianas. Los distintos centros de Cáritas (ASIRI, el ropero, el economato social y la Residencia El Sotillo), los bancos de alimentos, los Hermanos de la Cruz Blanca, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Segovia, las Hermanitas de los Pobres, Cruz Roja y Apadefim recibieron la ayuda de los alumnos.

Para el sábado queda el Concierto Solidario, en la Iglesia del colegio, en el que intervendrá el Nuevo Mester de Juglaría, junto a otros grupos del propio Claret.